El diario de Nermín

Medio año huyendo del conflicto en Siria

Una familia numerosa descansa en un caserón del norte de Siria. Durante medio año, Nermín, sus siete hermanos y sus padres han estado huyendo del conflicto en una de las zonas más pobres del país. La adolescente ha recogido la dolorosa experiencia de la familia en un diario personal. Esta es su historia.

Parte 1Llega la violencia

"Llegan helicópteros a Azaz"
28/2/2012

Azaz es una localidad del norte sirio situada entre la ciudad de Alepo y la frontera turca.

El conflicto, que tenía en Homs o Hama sus frentes de batalla más sangrientos en 2011, llegó más tarde a Alepo, nervio económico del país, y a las zonas rurales de alrededor.

Ahí empieza el diario de Nermín.

Facebook Twitter

Parte 2Huida

Facebook Twitter
"Huimos de nuestra casa, en la ciudad de Azaz, y nos vamos a casa de mi tía en el poblado de Ihtemlat.Nos quedamos tres días."
29/2/2012

Nermín escribe en su diario los nombres de su abuelo y varias de sus tías, que acogen a la familia en su huida de los combates entre la oposición armada y el ejército sirio. Son parte de los 1,2 millones de sirios que se han visto desplazados dentro del país a causa de la guerra. Cada vez tienen más necesidades básicas sin cubrir.

Facebook Twitter
"Los ciudadanos han perdido absolutamente todo -cuenta el doctor Fernández-. No tienen casas y se encuentran desplazados."

Parte 3Vivir en Alepo

Facebook Twitter
"Alquilamos una casa en Alepo y nos quedamos cuatro meses."
27/3/2012

La familia decide huir a Alepo, principal centro económico de Siria. Allí son acogidos por el abuelo Ahmed, pero son demasiados para quedarse durante mucho tiempo. Encuentran un alquiler. Mohamed y Sabah recuerdan aquellos días con alborozo: Alepo parecía un lugar seguro.

Facebook Twitter
Vivir en Alepo
Facebook Twitter

Dar ayuda médica en Siria

El personal médico en Siria tiene una difícil tarea: debe afrontar la inseguridad y adaptarse a una situación volátil. Los hospitales y centros de salud en ruinas son testigos de ello; no son las mejores condiciones para atender a los afectados por el conflicto. A las instalaciones de MSF en el norte de Siria están llegando heridos de bala y metralla, con fracturas abiertas o debidas a explosiones.

Parte 4Desplazados

Facebook Twitter
"Vamos a Azaz otra vez, en el octavo día del Ramadán. Nos quedamos 20 días"
29/7/2012

En Alepo, la familia había conseguido un nivel de vida aceptable gracias al trabajo de Mohamed. Pero el conflicto, de nuevo, los hizo huir de regreso a su hogar en Azaz, que tenía una habitación y varios cristales destruidos.

Facebook Twitter
Desplazados
Facebook Twitter

El sufrimiento de los civiles

En el norte de Siria, los civiles sufren la falta de atención médica. Las mujeres, acostumbradas a dar a luz en hospitales, necesitan encontrar instalaciones donde puedan tener un parto seguro. Los aquejados de enfermedades crónicas también precisan ayuda. MSF intenta dar respuesta a estas necesidades.

La familia está en un campo de tránsito junto a la frontera turca pero decide no huir y quedarse en Siria. Encuentran una casa no muy lejos de allí, aislada de los núcleos de población, gracias a que la mayor de las hermanas se ha prometido.
La historia de la familia continúa
pero el diario de Nermín se detiene aquí: "La casa estaba vacía.
Nos quedamos desde el 19 de septiembre hasta…"
Copyright MSF 2012 / Créditos