NOTICIAS

31.08.2010

Colombia: MSF cierra su proyecto en Istmina, departamento de Chocó

Desde el 2006, casi 40.000 personas se han beneficiado de los servicios ofrecidos por la organización

© f.z. for MSF

Después de cuatro años de trabajo en las zonas rurales de los municipios de Medio San Juan, Alto, Medio y Bajo Baudó, Médicos Sin Fronteras ha finalizado sus actividades en Istmina, departamento de Chocó. La organización inició su labor en el sur del departamento en septiembre de 2006 con un proyecto de clínicas móviles de salud primaria en el área del río San Juan. En 2008, MSF abrió tres puestos fijos de salud en las comunidades de San Miguel, Noanamá y Potedó, con atención permanente y un bote ambulancia para referir las urgencias. Ese mismo año, MSF abrió un pequeño centro de salud materna en Andagoya, garantizando que las mujeres embarazadas tuvieran acceso a un parto seguro y reduciendo el riesgo de complicaciones. En 2009, MSF reorientó los lugares de intervención a la región del Baudó (Alto y Bajo) y en 2010 abrió otro puesto fijo de salud en Cugucho (Alto Baudó), el cual sirve hoy día como punto de referencia para 18 comunidades de la zona.

Los resultados con este modelo de intervención integral (clínicas móviles, apoyadas con puestos fijos de salud, centro de salud materna y referencias) han sido muy positivos y han demostrado un impacto en la atención y cobertura de la zona rural: durante este tiempo, casi 40.000 personas se han beneficiado de los servicios de MSF, con más de 28.000 consultas de salud primaria,  2.600 controles prenatales, 7.000 consultas de planificación familiar y 1.800 consultas en salud mental. El centro de salud materna permitió que más de 150 gestantes tuvieran un parto seguro y la referencia oportuna de casos complicados.

Desde 2009, MSF ha traspaso los tres puestos fijos del San Juan, el centro de salud materno de Andagoya, así como las actividades de clínicas móviles en el San Juan y el Baudó. El puesto fijo de Cugucho, se traspasó en agosto de 2010. Con el propósito de garantizar un efectivo traspaso de actividades, MSF ha estado rehabilitando los puestos fijos y otras estructuras de salud, y ha donado material y medicamentos. Pese a su salida de Istmina, MSF sigue trabajando en el Norte del Chocó (Riosucio).

 

MSF trabaja en Colombia desde 1985, ofreciendo atención médica y psicológica, así como servicios de orientación y apoyo a miles de personas afectadas por el conflicto. La organización también responde puntualmente a epidemias y catástrofes naturales. Actualmente, alrededor de 370 personas trabajan en los proyectos que MSF lleva a cabo en 12 departamentos de Colombia.