NOTICIAS

27.08.2010

Somalia: MSF trata a 127 heridos en apenas 3 días de intensos combates en Mogadiscio

Más heridos siguen llegando al hospital Daynile mientras continúan los enfrentamientos en la capital somalí

Civiles somalíes huyendo de las zonas de combate © REUTERS/Feisal Omar, courtesy www.alertnet.org

Los equipos sanitarios de MSF han tratado a 127 heridos en el hospital Daynile de Mogadiscio entre el lunes 23 de agosto y el miércoles 25, lo que representa con creces el mayor flujo de heridos en tan corto periodo de tiempo desde que comenzara el año. Esta nueva escalada de violencia golpea de nuevo una ciudad devastada por la guerra.

MSF está preparando nuevos envíos de equipamiento médico y medicamentos para abastecer al hospital. Además, un tercer cirujano somalí se va a unir al equipo de MSF que ha estado trabajando sin descanso desde el mismo lunes.

"Nuestro personal en Somalia está tratando a los heridos de guerra y haciendo todo lo que está en sus manos para responder a las enormes necesidades médicas causadas por una situación que es cada vez más volátil”, dice Thierry Goffeau, el coordinador general de MSF. "Hemos montado tiendas fuera del hospital para poder atender al enorme flujo de pacientes que está llegando, pero dependemos de los envíos de suministros médicos que vayan llegando”.

Todas las heridas que están siendo tratadas son el resultado de explosiones o de disparos. La gente padece múltiples heridas, sobre todo en el abdomen, los miembros inferiores y el pecho. Hasta la fecha, 22 pacientes han requerido intervenciones quirúrgicas urgentes y ocho pacientes han muerto a consecuencia de las heridas – cuatro de los cuales fallecieron apenas llegar al hospital.

“Gracias al trabajo duro de nuestro personal en Mogadiscio, podemos seguir proporcionando asistencia quirúrgica a la población somalí, lo cual es vital en estos momentos de duros combates”, añade Goffeau.

MSF lleva a cabo proyectos en ocho regiones del sur y centro de Somalia. Más de 1.300 trabajadores somalíes, apoyados por más de 100 trabajadores en Nairobi, Kenia, proporcionan atención primaria de salud, tratamiento para la tuberculosis y la desnutrición, cirugía y suministros de primera necesidad a los desplazados. MSF no acepta fondos de ningún gobierno para sus proyectos en Somalia y trabaja en el país únicamente con los fondos provenientes de las aportaciones de particulares.