NOTICIAS

23.05.2012

Atención a víctimas del conflicto en el sur de Yemen

El aumento de la violencia en el sur del país ha provocado un elevado número de víctimas y heridos entre la población civil. En apenas una semana, los equipos de MSF en la gobernación de Abyan han referido a ocho pacientes gravemente heridos al hospital de Adén y atendido a otras 43 personas con heridas diversas en el de Lawdar.

Hospital de Amran, en el norte de Yemen, 2011 © MSF

Desde mediados de mayo, los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) han constatado un aumento del número de pacientes admitidos en las estructuras de salud de Jaar, Lawdar y Adén, tras una nueva oleada de violencia y combates en torno a Zinjibar, capital de la gobernación de Abyan, y en los alrededores de Lawdar, 160 kilómetros al noreste de Zinjibar. La organización médico-humanitaria está preocupada por la suerte de los civiles atrapados bajo las bombas en esta región del suroeste de Yemen y exige a las partes beligerantes que respeten la protección de la población y permitan su acceso a los servicios de salud.

En la localidad de Jaar se ha improvisado un puesto de salud en la oficina de Correos, donde el personal del Ministerio de Salud, apoyado por MSF, presta asistencia básica de urgencia a la población. El personal médico de Jaar ha seguido con sus actividades durante estos últimos días, a pesar de la imposibilidad de trasladar a los heridos graves, de obtener los suministros médicos necesarios y de comunicarse con Adén. Todavía se desconoce el número exacto de heridos desde que estallaron los combates, pero los equipos hace poco han podido referir a cuatro pacientes a Al Hosn, al este de Adén. Otras ocho personas en estado muy grave también han podido ser derivadas al centro quirúrgico de MSF en Adén. Todos son civiles con heridas y traumatismos por explosión de bomba.

El personal médico del hospital de Lawdar, apoyado por un equipo de MSF en las áreas de urgencias y maternidad, trató a 43 pacientes víctimas de la violencia entre el 12 y el 18 de mayo. Debido a que todas las carreteras siguen bloqueadas, los heridos permanecen en dicho hospital y aún no han podido ser trasladados a otros centros mejor preparados. MSF comenzó a prestar su apoyo a este hospital el pasado mes de enero, cuando toda la región se quedó incomunicada a consecuencia de los enfrentamientos y la inestabilidad reinante. Desde entonces no han dejado de llegar víctimas de los enfrentamientos y ha habido picos de admisiones como el que tuvo lugar el pasado mes de abril, cuando más de 200 personas gravemente heridas fueron atendidas de urgencia en apenas 15 días.

Desde enero de 2012, más de 3.000 pacientes han sido atendidos en el puesto de salud de Jaar y más de 1.500 en urgencias del hospital de Lawdar. Desde allí se han referido más de 200 casos agudos a Adén que no podían ser tratados en las estructuras de Abyan. Más de un tercio de los pacientes presentaban traumatismos asociados a la violencia, la gran mayoría de ellos, civiles.

 


MSF trabaja en Yemen desde 1994 y sin interrupción desde 2007. Además de sus actividades en la gobernación de Abyan, la organización también cuenta con equipos médicos y quirúrgicos en las gobernaciones de Amran y Hajja, al norte del país, así como en la de Lahj, al sur.

 

MSF es una organización médico-humanitaria internacional independiente que aporta ayuda médica de emergencia en más de 65 países del mundo. Para sus actividades en Yemen, MSF no acepta fondos de ningún gobierno y se financia únicamente con donaciones privadas.

 

Información relacionada