NOTICIAS

27.04.2012

La vacuna oral contra el cólera, utilizada por primera vez en una campaña masiva sobre el terreno en Guinea

MSF administra por primera vez en el mundo la vacuna oral contra el cólera en una campaña masiva durante un brote epidémico y en condiciones de terreno. Más de 150.000 personas están siendo inmunizadas en Guinea-Conakry, en colaboración con las autoridades de salud del país.

© Christelle Ntsama

La primera de las dos fases de esta vacunación empezó el pasado 18 de abril en la zona de Boffa, al norte de Conakry, la capital guineana. “La epidemia se declaró en febrero y la prefectura de Boffa es actualmente el foco activo de la misma”, explica Charles Gaudry, coordinador general de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Guinea. “Desde que empezó la epidemia, ya se han reportado 152 casos de cólera y seis muertes. Nuestra intervención tiene por objetivo inmunizar a unas 155.000 personas”, añade.

Tradicionalmente, la lucha contra el cólera consiste en tratar a los pacientes, llevar a cabo actividades de promoción de la higiene y garantizar el acceso a agua potable. Aunque necesarias, estas medidas no permiten limitar lo bastante la propagación de la bacteria causante de la enfermedad. El uso de la vacuna oral en periodo epidémico representa una oportunidad real de limitar su transmisión.

La vacuna se utilizó por primera vez durante una epidemia en Vietnam en 2008, con una muestra limitada inferior a 500 pacientes y en modalidad de estudio piloto controlado. En esta ocasión, no es solo la primera vez que se utiliza en África: de hecho también es la primera vez que la vacuna oral es utilizada de forma masiva y en condiciones de terreno en el marco de la respuesta a una epidemia, desde que fue precalificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en septiembre de 2011. El protocolo utilizado en Guinea-Conakry ha sido diseñado por MSF y Épicentre, el centro de investigación epidemiológica y respuesta a enfermedades emergentes de la organización médico-humanitaria.

“El uso de esta vacuna ha sido validado por la OMS en caso de epidemia”, precisa Charles Gaudry. “Se trata de una vacuna por vía oral consistente en dos dosis que se administran con entre dos y seis semanas de intervalo. Es muy importante que las personas se presenten a los dos turnos de vacunación para asegurar una protección óptima.”

MSF responde regularmente a epidemias de cólera, como ha sido el caso en Haití, Somalia o Congo. Además de incluir actividades de sensibilización y  atención a las personas afectadas, esta vacunación permitirá evitar un gran número de infecciones y de muertes asociadas a la enfermedad.

“En colaboración con el Ministerio de Salud guineano, desplegamos a una treintena de equipos que vacunaron cada uno a más de 1.000 personas al día durante cinco días. Tenemos previsto empezar la segunda fase dentro de unos 15 días”, indica Charles Gaudry. “Dado el carácter innovador de esta vacunación, también estamos documentando su viabilidad, la cobertura vacunal y la aceptación por parte de las poblaciones para mejorar futuras estrategias de uso de la vacuna en periodo epidémico”.