Back to top
24.03.2006

Abbott obstaculiza la adquisición de un nuevo medicamento contra el SIDA

MSF responde a la carta de los Laboratorios Abbott sobre la nueva versión del Kaletra®.

-A A +A

MSF ha decidido enviar una carta abierta a los Laboratorios Abbott después de que desatendieran un pedido de la nueva versión del lopinavir/ritonavir, un antiretroviral de última generación, comercializado en su versión anterior como Kaletra®, para los pacientes de SIDA en nuestros proyectos en el terreno. La nueva versión tiene la particularidad de que no necesita refrigeración por lo que se adaptaría perfectamente a las condiciones en las que viven la mayoría de nuestros pacientes en los países en desarrollo, lo cual, entre otras cosas, lo convierte en un fármaco vital para muchísimas personas con SIDA.

Abbott envió a MSF una carta (de la que reproducimos su original) con fecha de 17 de Marzo en la que se excusaba argumentando la existencia de requerimientos innecesarios que dificultan que este medicamento esté ya a disposición de los pacientes. MSF, basándose en su experiencia en adquisición de fármacos para sus proyectos en el terreno, vuelve a dirigirse a Abbott mediante la carta que publicamos a continuación, solicitando la agilización del trámite para que el medicamento llegue a los pacientes cuanto antes.

23 de marzo de 2006

Miles White
Presidente y CEO
Laboratorios Abbott
200 Abbott Park Rd.
Abbott Park, IL 60064-6189

Enviada por correo postal y email

Apreciado Sr White:

En relación a la carta de la Sra. Heather Mason de Laboratorios Abbott recibida el 17 de marzo de 2006 y en nombre de Médicos Sin Fronteras (MSF), quisiera responder a una serie de cuestiones planteadas en esa carta y solicitar una respuesta clara respecto a si Abbot va a satisfacer o no el pedido de compra número 31556 de 4.762 ampollas de lopinavir/ritonavir resistente al calor por un coste nos superior a 500 dólares americanos por paciente al año que hicimos el pasado 15 de marzo de 2006.

Abbott nos dice en su carta que los pacientes en los países incluidos en nuestro pedido de la nueva versión de lopinavir/ritonavir (LPV/r) ya tienen acceso a la versión más antigua de gel blando, indicando así que ésta es una adecuada solución temporal hasta que Abbott ponga a disposición de los países en desarrollo la nueva formulación del fármaco resistente al calor, pasando por alto los impedimentos prácticos que llevaron a MSF a hacer este pedido. El hecho de que la antigua formulación de lopinavir/ritonavir requiera refrigeración prácticamente imposibilita su uso en muchos de los proyectos de MSF. Asimismo, en los países con ingresos medios, como Tailandia y Guatemala, el precio que Abbott marca para la antigua versión la hace inaccesible tanto a los gobiernos como a los pacientes individualmente. En la actualidad, la nueva versión de lopinavir/ritonavir resistente al calor es el único inhibidor de la proteasa potenciado adaptado al terreno, y por consiguiente MSF continúa exhortando a que Abbott haga algo para acelerar el acceso a esta formulación en los países en desarrollo.

A MSF le preocupa que Abbott esté poniendo nuevos obstáculos al solicitar que los pedidos de MSF vayan acompañados de una autorización especial por país. Algunos países, como Kenia y Uganda, requieren una confirmación de pedido en la que conste el número de lote, el precio, la fecha de entrega y el origen del envío para obtener esta autorización. Abbott por su parte se demora en la entrega de esta información y ello impide a MSF dar los pasos necesarios para solicitar esa autorización especial. MSF tiene una amplia experiencia en la obtención de los permisos necesarios siempre que tiene que importar medicamentos no registrados.

MSF ha solicitado que nuestro pedido sea entregado al centro de compras de MSF (MSF Logistique), un almacén farmacéutico con fianza en Francia para que el proceso de cumplimiento del pedido y la consecución de los permisos especiales pueda tener lugar simultáneamente, evitando así demoras innecesarias. Aunque no tenemos ninguna objeción a la hora de compartir con ustedes la documentación del permiso especial, no existen requisitos legales o ninguna normativa que impida que Abbott proceda al envío directo del lopinavir/ritonavir resistente al calor al almacén de MSF. Ya hay otras compañías que suelen consignar medicamentos a MSF Logistique.

En su carta, Abbott reafirma su intención de “conseguir una aprobación rápida por parte de las autoridades reguladoras a fin de beneficiar a los pacientes.”
Sin embargo, Abbott no ha dado muestras de ninguna política de cambio que sugiera su intención inmediata de solicitar el registro en los países en desarrollo. Abbott ha declarado públicamente que necesita un Certificado de Producto Farmacéutico (CPF) de la Unión Europea para registrar el medicamento en los países africanos, porque la nueva versión de lopinavir/ritonavir se fabrica en una planta en Alemania. Sin embargo, en todos los países en desarrollo no se exige un CPF y para aquellas autoridades reguladoras que lo requieran la US FDA podría generar este documento si Abbott decide exportar desde EEUU. Por lo tanto, no hay barreras que impidan el registro en los países en desarrollo, y MSF de nuevo exhorta a Abbot a solicitar de inmediato este registro.

A MSF le animó recibir de los Laboratorios Abbot confirmación el 13 de marzo de que están desarrollando una formulación de ritonavir resistente al calor. El acceso a ritonavr resistente al calor ofrecerá a profesionales sanitarios otras opciones que no sean la nueva formulación de lopinavir/ritonavir. En lo que respecta a la guía de OMS que está a punto de publicarse, esta formulación podrá aparecer junto con otros inhibidores de la proteasa resistentes al calor asequibles y fabricados por otras compañías farmacéuticas.

MSF quisiera saber la fecha prevista en la que se dispondrá de esta nueva formulación.

MSF pide a Abbot que dé los pasos necesarios para satisfacer el pedido de MSF y poner el lopinavir/ritonavir resistente al calor al alcance de los países en desarrollo tal como le exhortaban a hacer numerosos investigadores del VIH/SIDA, profesionales sanitarios y quienes abogan por un tratamiento accesible y asequible en una carta con fecha del 15 de marzo de 2006.

Como siempre, estoy a su disposición para reunirme personalmente con usted y quedo a la espera de su pronta respuesta.

Cordialmente:
Nicolas de Torrente
Director Ejecutivo
cc:
Heather Mason, Vicepresidents, International Marketing, Labortorios Abbott
Robert Dintruff, Director, Global Cares Initiative, Labortorios Abbott
Rita Roy, Global Citizen Shop, Labortorios Abbott

Comentarios