Back to top
29.09.2010

Al Gedaref, Sudan: MSF ha tratado más de 3.000 niños desnutridos en las últimas siete semanas

Entrevista con la doctora Esther Sterk, coordinadora médico de MSF en la emergencia.

-A A +A

¿Qué es lo que ha provocado esta emergencia nutricional?

Los habitantes de Gala Al-Nahal y Al Quereisha son en su mayoría agricultores, y su principal fuente de ingresos proviene de la venta de productos agrícolas y ganado. El año pasado las lluvias fueron escasas y la cosecha también, así que la gente tenía menos productos para vender en los mercados. La sequía dejó a sus animales desnutridos y enfermos, y como resultado de aquello muchas personas perdieron vacas, cabras y ovejas. La gente tuvo que recurrir a sus últimos ahorros para sobrevivir durante la estación seca. Aunque este año las lluvias están siendo generosas, la población ya ha agotado todos los alimentos del año pasado, así que a los habitantes del pueblo no les quedó apenas nada para sobrevivir durante el periodo entre cosechas. Las aldeas están muy lejos unas de otras y, como ahora es la temporada de lluvias, las carreteras se han convertido en inaccesibles para los coches. En estas áreas aisladas, hay muchas personas totalmente dependientes de la ayuda que pueda prestar MSF para tratar la desnutrición aguda, pues no pueden viajar por sus propios medios debido a que no hay medios de transporte y a que las distancias aquí son largas.

¿En qué consiste la intervención de MSF?

Médicos Sin Fronteras ha abierto cuatro centros nutricionales y tenemos otras cuatro clínicas móviles que tratan la desnutrición en las zonas más remotas. En menos de cincuenta días, los equipos de MSF han tratado a un total de 3.000 niños con desnutrición aguda. Hemos distribuido más de 290.000 raciones de alimentos terapéuticos preparados (RUTF) y hemos pasado consulta y llevado a cabo el seguimiento de todos los niños que hemos visto. El equipo ha estado trabajando en estrecha colaboración con el Ministerio de Salud, así como con la comunidad local.

¿Qué previsiones hay para los próximas semanas?

Está siendo muy duro no poder llegar a algunas zonas del estado debido a las malas condiciones del camino y a las largas distancias, pues sabemos de las enormes necesidades de la población, pero hay que asumir que no podemos estar en todas partes. La verdad es que estoy muy impresionada por el trabajo que está llevando a cabo el personal para tratar de llegar a las zonas más aisladas a pesar de las malas condiciones meteorológicas. También quiero decir que llevo seis años trabajando en MSF, y a pesar de que esta no es ni mucho menos mi primera emergencia nutricional, a estas alturas sigue resultándome increíble comprobar la fortaleza y el valor de algunas madres; ver como hay veces que caminan más de diez horas para llegar a nuestros centros con niños que apenas tienen un hilo de vida. 

MSF ha logrado encontrar la manera de cubrir (al menos en parte) el periodo de escasez alimentaria en este entorno remoto y difícil. Hay una gran cantidad de niños vulnerables, y espero que seamos capaces de admitir muchos más pacientes en el programa durante los próximos meses.

Comentarios