Back to top
17.05.2010

Asamblea Mundial de la Salud: Chagas, el diagnóstico y el tratamiento en la atención primaria

La Resolución ‘Enfermedad de Chagas: Control y Eliminación’ es un paso en la dirección correcta pero no debería centrarse sólo en la prevención

-A A +A

Médicos Sin Fronteras y la Iniciativa de Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en inglés) consideran que la resolución no puede olvidarse de quienes ya padecen la enfermedad: el texto debería incluir la integración del tratamiento y el diagnóstico en la atención primaria de salud y reclamar más esfuerzos en investigación y desarrollo.

Tras más de 10 años de experiencia, MSF ha tratado con éxito a miles de pacientes de Chagas. Pedimos que se le de la misma importancia al tratamiento y al diagnóstico que a las estrategias de prevención”, declara Fran Román, vicepresidente de MSF. “Los países afectados deben ponerse de acuerdo para integrar la atención a enfermos de Chagas agudo y crónico en sus sistemas de salud primaria si quieren que el diagnóstico y tratamiento llegue a todos los pacientes, tanto niños como adultos”, añade. 

La intención de la resolución es controlar y eliminar el Chagas. Sin embargo, no incluye el diagnóstico, el tratamiento una vez diagnosticados ni la investigación y desarrollo de nuevas herramientas. La resolución carece de una clara declaración para ocuparse de las necesidades de los pacientes y la falta de acceso a diagnóstico y tratamiento. 

Los pacientes de Chagas han estado olvidados porque son pobres y quedan fuera de los intereses del mercado mayoritario, pero la ciencia para desarrollar mejores tratamientos y herramientas de diagnóstico existen para todos,” afirma Bernard Pecoul, director ejecutivo del DNDi. “Los primeros pasos para progresar a nivel internacional son a través de financiación sostenible y previsible y un apoyo fuerte del público. Los delegados de la Asamblea Mundial de la Salud tienen ahora la oportunidad de avanzar y tomar las acciones concretas necesarias”, dice Pecoul. 

Esta es una oportunidad para los millones de personas infectadas con la enfermedad, que sigue siendo la principal causa de muerte por parásito en las Américas y, según varias estimaciones, afecta a entre 10 y 15 millones y provoca la muerte de 14,000 personas cada año. 

En 2009, los Estados Miembros de la  Organización Panamericana de la Salud (OPS) adoptaron la resolución ´Eliminación de enfermedades olvidadas y otras infecciones relacionadas a la pobreza´, donde la estrategia principal incluyó el tratamiento etiológico de niños y ofrecer atención médica a adultos, puntos que van en la misma línea que los mensajes claves de MSF y DNDi. 

Deben tomarse acciones y medidas de forma urgente para aumentar la respuesta médica: para que aumenten las pruebas de diagnóstico, el tratamiento y el acceso de los pacientes a la asistencia y para estimular la investigación y desarrollo para nuevas herramientas. MSF y DNDi también urgen a los Estados Miembros a reforzar las cadenas de suministro de los tratamientos existentes para que estén disponibles para el personal sanitario y los programas nacionales y a promocionar urgentemente la investigación y el desarrollo,  que es prácticamente inexistente, para obtener mejores opciones de tratamiento (menos tóxico, un curso de tratamiento más corto y eficaces en todas las fases de la enfermedad para niños y adultos), herramientas de diagnóstico adaptadas a los entornos de recursos limitados y un test de cura para poder controlar la enfermedad.

Sobre Trypanosomiasis Americana o Enfermedad de Chagas  
Cada año, entre 10 y 15 millones de personas de todo el mundo se infectan con la enfermedad de Chagas y provoca la muerte de 14,000 personas. Esta enfermedad parasitaria es endémica en 21 países de America Latina, y también afecta a países no endémicos por las migraciones de población. En Centro y Sur América, es la enfermedad parasitaria que mata a más gente, incluso más que la malaria. Chagas es una enfermedad infecciosa causada por el parásito  Trypanosoma cruzi. Los tratamientos existentes tienen tasas de curación insatisfactorias y pueden tener efectos secundarios tóxicos. 

Médicos Sin Fronteras ha tamizado a más de 60,000 personas para detectar la enfermedad de Chagas y ha tratado a más de 3,000 pacientes con la enfermedad desde que en 1999 pusiera en marcha su primer proyecto en Honduras. Desde entonces, la organización ha desarrollado varios programas en Nicaragua, Guatemala y, en la actualidad, MSF tamiza, diagnostica y trata tanto a niños como adultos en Bolivia, en Colombia y pronto empezará un proyecto en Paraguay.

Sobre DNDi
La Iniciativa de Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi) es una organización sin ánimo de lucro que trabaja para investigar y desarrollar nuevos y mejores tratamientos para enfermedades olvidadas, en particular Trypanosomiasis Humana Africana, leishmaniasis, Chagas y malaria. La Oswaldo Cruz Foundation de Brasil, the Indian Council for Medical Research, the Kenya Medical Research Institute, el Ministerio de Salud de Malasia y MSF crearon el DNDi en 2003.  OMS/TDR es un observador permanente. DNDi tiene el portafolio de I+D de la enfermedad de kinetoplastid más amplio que existe en colaboración con la industria y el mundo académico. Desde 2007,el DNDi ha creado tres productos, dos antipalúdicos de dosis fijas combinadas “ASAQ” y “ASMQ”, y un tratamiento  combinado para la fase avanzada de la enfermedad del sueño “NECT” (terapia combinada de nifurtimox-eflornithine). 
El primer tratamiento para niños con Chagas, el benznidazole pediátrico, estará disponible pronto como por el DNDi y el Laboratorio Farmacéutico de Pernambuco (LAFEPE) en Brasil. Además, en 2009 el DNDi firmó una colaboración y una acuerdo de licencia con una compañía farmacéutica japonesa, Eisai Co. Ltd. para el desarrollo clínico de un compuesto E1224 para tratar el Chagas.
 

Comentarios