Back to top
28.06.2007

Aumenta la dependencia de la población civil palestina

Entrevista con Pierre Salignon, director general de la sección francesa de MSF, sobre la situación actual de la población en los Territorios palestinos y los proyectos de MSF en la zona

-A A +A

Pierre Salignon viajó a principios de junio a Israel y después a los Territorios palestinos, concretamente a Ramala, Nablús y Jerusalén, y se reunió con los equipos de MSF así como con representantes del gobierno israelí y de la autoridad palestina para informarles acerca de los programas de MSF en Cisjordania y en la Franja de Gaza y sobre las condiciones de trabajo actuales y la continuidad de nuestras operaciones de ayuda.

¿Cuáles son las repercusiones de los enfrentamientos en Palestina sobre la población civil de los territorios?
Aunque la fragmentación de la sociedad palestina no es un fenómeno nuevo, ahora está adquiriendo un alcance sin precedentes. Esto se traduce en violencia entre facciones armadas, entre clanes familiares, incluso en el seno de las mismas familias. En Gaza numerosas personas han resultado heridas o han muerto durante el fuego cruzado en plena calle. Otras han sido objeto de represalias por su afiliación política, recibiendo disparos sobre todo en las piernas. Los hospitales no se han salvado tampoco y dentro de las estructuras ha habido escaramuzas, sin mencionar los casos de asesinatos de pacientes en sus propias camas. La población se ha convertido en rehén de las luchas entre palestinos, así como también de la política de la comunidad internacional que desde hace meses (desde enero de 2006) se obstina en no reconocer y en aislar al gobierno electo dirigido por Hamás privándole de las ayudas económicas internacionales. Esto contribuye enormemente a incrementar la situación de dependencia de la población palestina (medicamentos, alimentos, salarios de los funcionarios...), condenándola a condiciones de pobreza y privación cada día más difíciles de soportar.
Las divisiones entre palestinos se han exacerbado con un recrudecimiento de las tensiones a mediados de mayo y después a mediados de junio con la toma del control por la fuerza de la Franja de Gaza por parte de Hamás. Esta nueva situación resulta todavía más inquietante para los habitantes de la Franja de Gaza porque el gobierno israelí amenaza con un bloqueo del territorio.

¿Qué hace MSF en los Territorios palestinos?
Nuestra acción se centra en aportar asistencia médica y psicológica a las víctimas del conflicto y de la violencia en los territorios. Intervenimos en Gaza, en Nablús así como en Hebrón. Pero, desde que se produjeron los enfrentamientos entre palestinos y ciertas incursiones militares del ejército israelí, hemos tenido que suspender en muchas ocasiones nuestras operaciones e ir adaptando nuestro funcionamiento a la situación. Por ejemplo, en Nablús, las visitas a domicilio de nuestros psicólogos han tenido que interrumpirse a veces durante días. El personal expatriado de Gaza ha sido evacuado a Jerusalén. Son nuestros colegas palestinos quienes han asegurado el seguimiento de las familias restringiendo sus movimientos cuando esto ha sido demasiado peligroso. También se han hecho donaciones de medicamentos a hospitales en la Franja de Gaza. Al igual que el conjunto de la población, nuestros colegas también han tenido que protegerse a ellos mismo y a sus familias de la violencia en los momentos más álgidos de los enfrentamientos.

Ante la degradación de la situación, ¿que pensáis hacer?
Esta semana, como la situación se ha calmado, un equipo de trabajadores internacionales ha podido volver a Gaza. Se trata de hacer una puesta al día con nuestros colegas palestinos y saber cómo van. En realidad, algunos de ellos han perdido a seres queridos, asesinados durante la oleada de violencia del mes pasado. Se hace necesario también hacerse una idea de la situación sanitaria y prever el apoyo que podríamos dar a los hospitales (apoyo al personal médico internacional, donaciones de medicamentos y material médico, apoyo económico ahora que los médicos no reciben ningún tipo de remuneración…). De los más de 630 heridos que han sido hospitalizados algunos han necesitado asistencia médica especializada in situ o fuera de la Franja de Gaza. Nuestro programa de cirugía reparadora en Ammán, Jordania (para heridos iraquíes) podría aportar apoyo adaptado a algunos palestinos heridos, además de las evacuaciones que ya se llevan a cabo a Israel y a Egipto por ejemplo.
Las condiciones de trabajo son difíciles y peligrosas para nuestros equipos, con los arreglos de cuentas entre palestinos y con los disparos de mortero a Israel y las operaciones militares israelíes como represalia.
Existo cierto resentimiento y frustración de cara a los extranjeros, las ONG occidentales corren el riesgo de ser perseguidas como auxiliares de Israel y de la comunidad internacional, mientras las condiciones de supervivencia de la población continúan degradándose.
Finalmente, ya hace más de 100 días que el periodista de la BBC, A. Jonson, fue secuestrado en la Franja de Gaza. Su prolongado cautiverio nos inquieta así como nos inquietan las amenazas de grupos radicales que amenazan con ejecutarle. Este secuestro podría tener consecuencias para la continuidad de nuestras actividades.

Comentarios