Back to top
18.06.2010

Brote de sarampión en Malaui: más de 2,5 millones de niños serán vacunados

8.000 pacientes ya han recibido asistencia médica

-A A +A

Desde el pasado febrero, Malaui está haciendo frente a la mayor epidemia de sarampión en el país en más de 10 años. Junto a las autoridades sanitarias malauís, los equipos de MSF están proporcionando asistencia a los pacientes con sarampión y han lanzado campañas de vacunación para más de 2,5 millones de niños. Aún así, se requieren más esfuerzos a nivel nacional e internacional para poner fin a esta seria epidemia que está poniendo en peligro miles de vidas.

Según las cifras oficiales proporcionadas por el Gobierno de Malaui, más de 9.000 personas han contraído la enfermedad hasta la fecha y 44 de ellas han muerto. Se ha superado el umbral epidémico en 23 de los 28 distritos del país, y se está teniendo noticia de la aparición de más casos en zonas en las que hasta ahora no se había dado ninguno. 

Los equipos de MSF han decidido centrar sus esfuerzos en los seis distritos donde se ha dado una tasa de incidencia más alta. Estos distritos son Blantyre, Chiradzulu, Lilongwe, Mangochi, Mzimba y Thyolo.

En colaboración con el Ministerio de Salud de Malaui, MSF ha estado proporcionando atención médica a 8.106 pacientes con sarampión desde abril y ha prestado su apoyo a 88 hospitales y centros de salud situados en zonas rurales y urbanas. El apoyo de MSF va desde el refuerzo y formación del personal sanitario hasta donaciones de tratamientos y equipamiento. En Blantyre, debido a que el sarampión también ha afectado a una de las principales penitenciarías de la zona, en el hospital del distrito se ha habilitado una unidad específica de 15 camas para albergar a los presos que tienen sarampión.

Para impedir que la epidemia empeore aún más, MSF junto con el Ministerio de Salud ha lanzado varias campañas masivas de vacunación para unos 2,5 millones de niños, de los cuales alrededor de la mitad ya han sido inmunizados.

Sólo entre el 3 y el 18 de mayo, los equipos de MSF vacunaron a 1,1 millones de niños de edades comprendidas entre los seis meses y los 15 años en los distritos de Blantyre, Mzimba y Chiradzulu. Durante el primer día en Blantyre, se vacunaron a más de 50.000 niños, lo que supone una media de 1.500 al día por cada equipo de vacunación.

Desde el 10 de mayo, MSF ha estado llevando a cabo otra campaña de vacunación en el distrito de Thyolo, donde, en colaboración con el Ministerio de Salud, se espera inmunizar a 285.000 niños más.

También se están preparando otras campañas masivas de vacunación que darán comienzo en breve: en Lilongwe se vacunará a 900.000 niños y en Mangochi a 400.000 más.

Otros equipos de MSF siguen evaluando la situación en otros distritos como Machinga y Balaka, al suroeste, donde también se han reportado casos de sarampión. Los equipos de MSF han empezado a tratar a los pacientes y a lo largo de estos días prevé iniciar campañas de vacunación masivas para 400.000 niños más.

Miembros del personal nacional e internacional de MSF han ido llegando en las últimas semanas para reforzar a los equipos que ya estaban en el terreno antes de que se declarase la epidemia, por lo que actualmente hay 1.300 efectivos de la organización trabajando en la emergencia.

A pesar de todos estos esfuerzos, la actual epidemia de sarampión en Malaui sigue resultando preocupante y por ello es necesario que se movilicen más recursos tanto a nivel nacional como internacional para responder de forma efectiva a esta emergencia y evitar en lo posible la pérdida de más vidas.

 

 

Sarampión, una emergencia regional

El sarampión constituye una de las principales causas de muerte en niños y adolescentes en todo el mundo. La enfermedad puede causar serios efectos secundarios y hace aumentar el riesgo de contraer desnutrición.

Malawi no es el único país del África del sur asolado por la enfermedad. Durante los últimos meses, Mozambique, Suráfrica, Suazilandia, Zambia y Zimbabue han registrado un aumento de casos de sarampión entre sus poblaciones.

En Zimbabue, los actuales brotes de sarampión han afectado a 55 de los 62 distritos del país acabando con la vida de 384 niños. El Ministerio de Salud ha lanzado un campaña de vacunación a nivel nacional que cubre a todos los niños (aproximadamente 5 millones) de edades comprendidas entre los 6 meses y los 14 años. MSF está asistiendo a las autoridades para proporcionar asistencia y vacunar a los niños en Buhera y Epworth.

En Suráfrica, el Gobierno ha informado de la existencia de más de 14.000 casos de sarampión en las nueve provincias del país desde principios de 2009 hasta mayo de 2010. Se ha observado un aumento del número de nuevos casos semanales reportados en algunas provincias, sobre todo en KwaZulu-Natal y Mpumalanga. MSF apoyó la vacunación en Khayelithsa, cubriendo a unos 100.000 niños de entre 6 meses y 15 años.

En Mozambique, MSF prestó apoyo a la campaña de vacunación contra el sarampión que se llevó a cabo en la frontera con Malaui.

Los equipos de MSF en Suazilandia y Zambia están también siguiendo de muy cerca la situación por si hubiera la necesidad de prestar apoyo a los Gobiernos de los respectivos países.

Comentarios