Back to top
05.12.2019

Moverse para seguir adelante: tratar fracturas y heridas graves en Camerún

En el Hospital Regional Maroua, en Camerún, asistimos a pacientes con fracturas complicadas, infecciones graves de tejidos blandos y abdominales, o quemaduras. Nuestros fisioterapeutas, psicólogos y promotores de salud les ayudan a volver pronto a la vida diaria.

-A A +A

En el Hospital Regional Maroua, en la región del Extremo Norte de Camerún, apoyamos al Ministerio de Salud para tratar pacientes con fracturas complicadas, infecciones graves de tejidos blandos y abdominales, o quemaduras. Además de la atención médica quirúrgica y de urgencia, un equipo de fisioterapeutas, psicólogos y promotores de salud ayuda a los pacientes a recuperarse y volver a la vida diaria.

Y es que, como parte de un proyecto de investigación, Humanity & Inclusion (HI), MSF y el Instituto Karolinska estamos probando una nueva herramienta de evaluación de fisioterapia para ayudar a los pacientes a volver a ser autónomos.

Damien*, de 35 años, coloca con cuidado sus muletas en la escalera que baja, balancea su pierna izquierda hasta el siguiente escalón y equilibra su peso. Es solo la segunda vez que abandona su cama tras haber sufrido hace dos semanas la amputación de su pierna derecha tras una infección de gangrena. "Necesito limpiar y vendar regularmente la herida: aún me duele mucho, pero sé que tengo que moverme lo máximo para mejorar", confiesa tras acabar con su ejercicio de fisioterapia en las escaleras.

Damien es uno de los casi 100 pacientes que necesitan atención médica urgente, cirugía o cura de heridas en el Hospital Regional Maroua, en la región del Extremo Norte, en Camerún. El centro ofrece atención integral de trauma, una maternidad totalmente equipada, atención pediátrica y medicina interna. Apoyamos al Ministerio de Salud dirigiendo el quirófano para cirugía de urgencia y brindando atención postoperatoria.

"Recibimos a muchos pacientes con lesiones graves como fracturas de extremidades o lesiones cerebrales por violencia o accidentes de transporte, pero también tratamos a víctimas con quemaduras, lesiones abdominales o infecciones como fascitis necrosante", explica el doctor Aba Madam Abakuira. Aquí, nuestro equipo médico realiza cirugías que salvan vidas, trata fracturas complicadas y heridas infectadas, y ofrece servicios de rehabilitación que incluyen fisioterapia y apoyo psicosocial.

Para muchos pacientes en Maroua, las lesiones o infecciones complicadas dan lugar a largas estancias en el hospital, lo que hace la rehabilitación temprana y regular sea vital. Los pacientes que permanecen en cama o inmovilizados durante mucho tiempo corren el riesgo de desarrollar rigidez severa y pérdida muscular, infecciones en el pecho o úlceras de decúbito, y dificultan su vuelta al trabajo.

Dos o tres empleados de fisioterapia trabajan en el hospital, ofrecen ejercicios a medida y motivan a los pacientes a moverse lo antes posible y en la mayor medida posible. Su trabajo es desafiante, ya que el espacio para realizar los ejercicios dentro del hospital es muy limitado, y muchos pacientes son reacios a moverse debido a la fatiga, el dolor, el miedo a moverse o la falta de información.

Nuestra psicóloga Raelle Miamekongo Ermione ayuda a mejorar la falta de motivación de los pacientes. "Para los más jóvenes, organizamos actividades diarias como baile de niños o noche de cine animado: así salen de la cama de una manera lúdica", dice. Para los adultos, la movilización temprana pasa por una mejor información del paciente, motivación personal y la ayuda de los miembros de la familia o la comunidad.

"Me duele mucho la pierna y necesito que alguien me ayude a salir de la cama y caminar con el andador", se lamenta Mary*, cuya pierna derecha está muy hinchada debido a la fascitis necrosante, una infección con una bacteria que come carne. A John*, quien se fracturó el pie y la parte inferior de la pierna en un accidente de tráfico, le hemos colocado un fijador externo: un conjunto de tornillos de metal que sujetan su hueso.

Para pacientes como Damien, Mary y John, el equipo de rehabilitación en Maroua actualmente está probando una nueva herramienta de evaluación y tratamiento de pacientes. Se trata de 12 simples ejercicios  para la vida diaria. "Les pedimos que caminen una corta distancia, agarren objetos pequeños o se vuelquen en la cama, para ver si usan ayuda o necesitan ayuda humana", explica el fisioterapeuta Moulou Talba.

Al mismo tiempo, recopilamos datos y como parte de un proyecto internacional de investigación operativa dirigido por HI, MSF y el Instituto Karolinska, con sitios de estudio en Burundi, Camerún, República Centroafricana y Gaza. "Nuestro objetivo es comprender mejor cómo los pacientes se recuperan después de un trauma y explorar los factores que apoyan u obstaculizan la recuperación de la independencia de los pacientes", dice Bérangère Gohy, coordinador de investigación y líder de proyecto con HI.

* Se han cambiado los nombres para proteger la privacidad del paciente.