Back to top
31.07.2014

Cisjordania: enfrentamientos, redadas y arrestos erosionan la salud mental de los palestinos

Mientras la ofensiva israelí continúa en la Franja de Gaza, los enfrentamientos en Cisjordania, unidos a semanas de redadas y arrestos efectuados por las fuerzas israelíes, están erosionando el ya frágil bienestar psicológico de los palestinos, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

-A A +A

La represión de las fuerzas israelíes tras el secuestro de tres adolescentes colonos en junio incluyó cientos de irrupciones violentas en domicilios y arrestos en todo el territorio ocupado de Cisjordania. En las últimas semanas, la violencia empleada por las fuerzas israelíes contra los manifestantes ha desembocado en varios muertos y heridos, pero también ha deteriorado aún más la salud mental de la población.

Entre mediados de junio y julio, los equipos psicológicos de MSF han atendido a 1.146 personas en Hebrón y zonas vecinas. La ansiedad, el estrés postraumático, los trastornos psicosomáticos y la sensación de acoso son algunos de los problemas más comunes entre los pacientes.

“Ha habido irrupciones violentas en domicilios, que incluyen redadas casa por casa, además de agresiones y arrestos violentos”, dice Srijeeta Verma, coordinadora del proyecto de MSF en Hebrón, quien añade: “La escalada de violencia ha tenido un enorme impacto en los palestinos”.

MSF lanzó una respuesta de emergencia el 18 de junio para llegar al mayor número de personas posibles a través de su programa de salud mental con base en Hebrón. La larga ocupación y la violencia crónica que sufren los palestinos en Cisjordania hacen que sus necesidades psicológicas no estén cubiertas en absoluto. La reciente ola de redadas, arrestos y lesiones sufridas durante manifestaciones están incrementando estas necesidades.

Muchos de los pacientes de MSF en Hebrón son niños, en algunos casos en estado de shock tras ser testigos de escenas de violencia o que sufren problemas para conciliar el sueño por miedo a que tenga lugar una redada en su casa por la noche.  “Son testigos de la violencia que está teniendo lugar frente a sus ojos. Están viendo cómo arrestan a sus padres o cómo destruyen casas”, afirma Srijeeta Verma.

“Nos dijeron que evacuáramos la casa, y en ese momento llegaron todoterrenos militares y excavadoras y la demolieron”, explica Zeinab Saeed Daher, una paciente de MSF en Khalet al Furn, una zona en las afueras de Hebrón situada entre áreas controladas por Israel y la Autoridad Palestina. “Esto pasó justo después del secuestro de los colonos. Llevábamos viviendo aquí diez años. ¿Por qué no lo hicieron antes?”, se pregunta.

“Los soldados disparan contra las casas, no contra la gente que tira piedras”, sostiene Nasser Mohamed Mahmud, un paciente de MSF en el campo de refugiados de Al Aroub. “Tenemos agujeros de bala en casa, y tiran gas lacrimógeno y bombas de sonido, además de reventar ventanas y puertas. Mi mujer embarazada y los niños tuvieron que irse”, declara.

Debido a la situación de violencia crónica que azota a Cisjordania, las heridas psicológicas de los palestinos no se cierran. “En uno de los primeros lugares que visitamos a mediados de junio, el coche de MSF fue rodeado por gente que necesitaba apoyo psicológico”, recuerda Srijeeta Verma, quien recalca: “Tienen una sensación de desamparo e impotencia. Simplemente, no saben qué hacer”.

 

 

MSF trabaja en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1989, facilitando atención médica y psicológica gratuita en varios puntos de Cisjordania y la Franja de Gaza y dando respuesta a las emergencias. Desde 2001, MSF gestiona un programa de apoyo psicológico, con componentes médicos y sociales, en el distrito de Hebrón. MSF sigue comprometida a asistir a las víctimas de la violencia en Cisjordania.

 

En respuesta a la actual emergencia en Gaza, MSF está apoyando el hospital de Al Shifa con un equipo quirúrgico y equipamiento médico de urgencias. MSF ha realizado donaciones de material a la farmacia central del norte y el sur de la Franja de Gaza. La clínica de cuidados post-operatorios de MSF funciona tan solo a entre el 10 y el 30 por ciento de su capacidad debido a la intensidad de los bombardeos, que está impidiendo a los pacientes llegar a la clínica. Las actividades regulares de MSF en el hospital de Nasser, en Khan Younis, se han visto interrumpidas a causa del conflicto. MSF también ha trabajado en Gaza durante más de diez años, brindando atención médica, quirúrgica y psicológica. Los equipos de la organización humanitaria también respondieron a las emergencias de 2009 y 2012.

Comentarios