Back to top
04.12.2006

Cólera en Angola: segundo brote de la epidemia este año

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde principios de año y hasta el cinco de noviembre, ha habido en Angola 58.138 casos de cólera

-A A +A

Después de que un nuevo brote de cólera resurgiera con la llegada de las lluvias, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha decidido reabrir la intervención que había llevado a cabo en Lubango, en el sur de Angola. Desde principios de noviembre, el número de pacientes ha continuado creciento –actualmente, hay 1.427– y la tasa de mortalidad sigue siendo muy alta. Después de que un nuevo brote de cólera resurgiera con la llegada de las lluvias, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha decidido reabrir la intervención que había llevado a cabo en Lubango, en el sur de Angola. Desde principios de noviembre, el número de pacientes ha continuado creciento –actualmente, hay 1.427– y la tasa de mortalidad sigue siendo muy alta.

Después de un primer brote de la epidemia a principios de año, el cólera está golpeando duramente Angola otra vez. Con el crecimiento del número de casos y la aparición de nuevos focos de la enfermedad, MSF ha decidido lanzar una intervención de emergencia por segunda vez este año y hacer un llamamiento a las autoridades de salud angoleñas y las organizaciones internacionales que están trabajando en el país para que asuman su responsabilidad en la lucha contra la epidemia. Según la Organización Mundial de la Salud desde principios de año y hasta el 5 de noviembre, el número de casos totales era de 58.138 y 2.382 personas han fallecido.

En Lubango, la capital de la provincia de Huila, MSF atendió aproximadamente a 600 pacientes en un Centro de Tratamiento de Cólera (CTC) durante el primer brote de la epidemia. Este brote parecía controlado en julio, y la infrastructura y el equipamiento restante se traspasaron a las autoridades de salud para que pudieran atender futuras necesidades. Actualmente, con el número de casos de cólera aumentando de nuevo, MSF llama a una acción inmediata.

“Otros grupos, particularmente los que tienen la responsabilidad de purificar y distribuir el agua, deben actuar más en Lubango”, dice el Dr. Andrei Slavuckij, jefe de las operaciones de MSF en Angola. “Ahora están llegando entre 50 y 60 pacientes cada día, si los pasos importantes para prevenir la enfermedad no se llevan a cabo, el número de casos aumentará mucho más. Las lluvias son más fuertes, haciendo que el trabajo de los equipos sea más difícil”. Además, en la última semana han surgido casos de diarrea sangrante. Una investigación epidemiológica está en proceso.

MSF ha enviado 17 trabajadores internacionales urgentemente –personal tanto médico como logístico– hacia Lubango para trabajar con los trabajadores locales. También se ha enviado un avión con 19 toneladas de equipamiento logístico y médico, necesario para trabajar en el CTC y monitorizar el suministro de agua en la ciudad en colaboración con la administración local.

Otro equipo de MSF está haciendo una evaluación de las necesidades en otras regiones donde la epidemia parece que ya se ha propagado. En el hospital de Ondjiva, la capital de la provincia de Cunene, 394 pacientes necesitan urgentemente tratamiento.

Comentarios