Back to top
24.11.2009

Colombia: MSF comienza a tratar el Chagas en el departamento de Arauca

La enfermedad de Chagas puede provocar graves complicaciones de salud e incluso la muerte

-A A +A

MSF ha integrado el diagnóstico y tratamiento del Chagas en los servicios de atención primaria de salud que ya desarrolla en la región. A través de clínicas móviles, MSF ofrece consultas médicas, apoyo psicológico, planificación familiar y cuidado prenatal a las poblaciones que viven predominantemente en zonas alejadas sin acceso a servicios de salud. En estas clínicas móviles, MSF también brinda información sobre la enfermedad de Chagas y anima a la población a testarse. Cuando se confirma que una persona tiene la enfermedad, se le realiza una revisión médica a partir de la cual comienza un tratamiento de dos meses de duración. El equipo de MSF realiza un seguimiento médico periódico para detectar posibles efectos secundarios y cualquier tipo de dificultades en el cumplimiento del tratamiento. A pesar de que existe la posibilidad de que los pacientes experimenten efectos secundarios por el tratamiento, MSF está demostrando que los mismos son manejables.

La enfermedad de Chagas es endémica en la mayoría de los países de América Latina. Está causada por el parásito Trypanosoma cruzi, y la principal vía de transmisión es a través del Pito o quipito, un insecto que suele habitar en casas de adobe y techos de paja de áreas rurales y zonas periurbanas. La transmisión también es posible de madre a hijo, a través de transfusiones de sangre, transplantes de órganos y alimentos contaminados. Los pacientes con Chagas pueden vivir durante años sin presentar ningún síntoma. Sin embargo, si no es tratada, la enfermedad puede generar graves problemas de salud, principalmente complicaciones cardíacas e intestinales, que incluso pueden producir la muerte. “A lo largo de nuestro trabajo en Arauca, hemos visto personas con serias complicaciones cardíacas vinculadas al Chagas. Pero en esa etapa es poco lo que podemos hacer para tratar la infección, ya que no existe evidencia clínica de que el tratamiento contra el parásito en una etapa tan avanzada de la enfermedad sea efectivo”, explicó Oscar Bernal, coordinador médico de MSF en Colombia. “Realizando diagnósticos activos, podemos detectar la enfermedad antes de que el paciente comience a desarrollar complicaciones de la misma, que es cuando el tratamiento tiene más posibilidades de ser efectivo”, agregó.

Las personas afectadas por el Chagas en Colombia tienen pocas alternativas de recibir tratamiento, y muchas de ellas morirán en silencio. La lucha contra la enfermedad está centrada en el control vectorial, con programas dedicados a la erradicación del insecto que transmite la enfermedad. Si bien la prevención es importante, las autoridades de salud no deben ignorar las necesidades de los que ya están afectados. En julio de 2009, MSF lanzó una campaña internacional apelando a los países endémicos a terminar con el abandono de los que padecen la enfermedad y a apostar por el diagnóstico y tratamiento de las personas afectadas. “Al comenzar a ofrecer tratamiento en nuestro proyecto en Arauca, esperamos promover el debate sobre el Chagas en el país y estimular a las autoridades para que reconozcan a la enfermedad como un problema de salud pública, comprometiéndose con programas de diagnóstico y tratamiento”, dijo Oscar Bernal.

Comentarios