Back to top
25.04.2008

Crisis de combustible en Gaza: MSF forzada a reducir sus actividades médicas

MSF denuncia los efectos del embargo en la ayuda médico-humanitaria

-A A +A

Las actividades médicas de la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) en la Franja de Gaza están siendo entorpecidas por la falta de combustible. Tanto el diesel como la gasolina no están disponibles en el mercado en la última semana. Los equipos de MSF han tenido que limitar sus visitas a los pacientes más severos que suponen sólo una quinta parte de la población de pacientes de los proyectos post quirúrgicos de MSF. Esta semana, sólo la mitad de los pacientes han conseguido viajar a las instalaciones médicas de MSF. Hay una lista de espera de 90 personas que aún no han recibido ningún tipo de asistencia sanitaria.

“El cese de nuestras actividades puede provocar un deterioro severo del estado de salud de todos nuestros pacientes”, explicó Duncan McLean, coordinador general. “Actualmente, MSF está funcionando gracias a sus reservas de emergencia y tiene gasolina suficiente para un máximo de 10 días. A menos que el abastecimiento vuelva a funcionar, la situación puede convertirse en trágica rápidamente”, dijo McLean.

La condición global de otras instalaciones de salud en Gaza es también preocupante. El personal médico está teniendo problemas para moverse, hasta el 40% del personal no acude a los hospitales. Los pacientes se enfrentan a las mismas dificultades. Las ambulancias también deben limitar sus intervenciones a situaciones de emergencia. Los hospitales sólo tienen una reserva de emergencia limitada de combustible para hacer funcionar sus generadores.

La escasez es principalmente debido a la intensificación del embargo en octubre de 2007 y otra vez en enero de 2008. Desde entonces, el envío de carburantes a la Franja de Gaza han disminuido progresivamente. Un ataque de militantes Palestinos al principal almacén de combustible a principios de abril y una huelga general entre distribuidores a restringido los suministros aún más.

MSF estima inaceptable que la ayuda médico-humanitaria y el sistema de salud en general están sufriendo por la situación. Desde 2006, MSF ha denunciado los efectos sanitarios y económicos de este embargo. En varias ocasiones, MSF ha expresado su preocupación en cuanto a las repercusiones de este bloqueo en la población ya severamente afectada por años de conflicto. En los últimos dos años, el sistema de salud de Gaza se ha debilitado de forma significante por factores económicos, el conflicto entre Israel y Palestina y el conflicto intra palestino, y las divisiones dentro del Ministerio de Salud.

MSF está presente en la Franja de Gaza desde 1989. Las actividades de MSF consisten en atención post quirúrgica, pediatría y salud mental.

Comentarios