Back to top
11.07.2008

Cumbre para el Mediterráneo: MSF pide mejoras para los migrantes llegados al sur de la UE

La organización apela a todos los participantes a asegurar controles médicos, asistencia sanitaria de urgencia y acceso a los procesos de petición de asilo para los migrantes

-A A +A

Con motivo del lanzamiento de la Unión para el Mediterráneo que tendrá lugar el domingo en París, la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) apela a todos los participantes a mejorar las condiciones de acogida de los migrantes que llegan a las costas del sur de Europa.

Desde el año 2000, MSF ha prestado ayuda médica de emergencia y ha realizado exámenes médicos a los migrantes llegados en barcos a las costas europeas, a lo largo de las fronteras meridionales de la Unión Europea (UE). MSF muestra su profunda preocupación sobre las condiciones de estos migrantes y apela a los países implicados a asegurar controles médicos y asistencia médica de urgencia para estas personas. MSF pide a los Estados miembros europeos que no limiten la cooperación con sus socios del Mediterráneo al control fronterizo sino que mejoren las condiciones de recepción de estos migrantes, de acuerdo con el Derecho Internacional, y que garanticen su acceso a los procedimientos de solicitud de asilo, además de a la ayuda médica de urgencia.

“El aumento de los controles y de la vigilancia no está disuadiendo a la gente de intentar llegar a Europa”, declara Antonio Virgilio, coordinador general de MSF en Italia. “Esta gente huye de la guerra, la violencia, el hambre y de penurias extremas. Su única oportunidad es hacer este peligroso viaje. Ahora corren más riesgos, viajan en barcos más pequeños y precarios durante más días. En 2008, nuestros equipos médicos en Lampedusa, Italia, han notado que los migrantes necesitan más atención médica que en el pasado. Muchos llegan en graves condiciones, en estado de shock, con hipotermia y quemaduras en la piel a consecuencia de la dura y larga travesía por mar”.

Los equipos de MSF en Marruecos han observado que el aumento de los controles fronterizos a lo largo de las costas de Marruecos y España ha tenido un importante impacto en las rutas que utilizan los migrantes. Como resultado, cada vez salen más barcos desde el sur de Mauritania y de Senegal hacia las islas Canarias, un viaje más largo y más peligroso.

En respuesta a las necesidades de salud de los migrantes, MSF ha llevado a cabo programas médicos de emergencia en las costas de varios países, incluidos España (Tarifa, Ceuta y Melilla, islas Canarias), Italia (Brindisi, Lampedusa) Marruecos y Grecia. Como organización internacional médico-humanitaria, la necesidad de MSF de incluso estar presente en los puntos de entrada a Europa es un indicador de la actual falta de asistencia médica adecuada a los migrantes.

En la isla de Lampedusa, Italia, MSF lleva a cabo controles médicos iniciales a las personas que llegan en pateras. Una media de entre 12.000 y 15.000 personas llegan a esta isla cada año, con todo, las autoridades regionales de salud no proporcionan estos servicios.

Este año, los equipos de MSF en Lampedusa están siendo testigos de un marcado aumento del número de personas que llega hasta la isla. Entre enero y junio de 2008, hubo 146 llegadas de barcos, una cifra claramente superior a las 71 que hubo en la primera mitad de 2007. Los equipos de MSF en Lampedusa también han observado cambios en la población que hace estos viajes en barco: hay más mujeres (+11%) y niños (+4,6%) y alrededor del 30% de las personas proceden del Cuerno de África, de países en guerra como Somalia.

Un significativo aumento del flujo de migrantes también se confirma en Grecia, en comparación con el año anterior. Por ejemplo, en el centro de detención de la isla de Lesbos, el número de casos reportados en los primeros cinco meses de 2008 fue más del doble que el total de llegadas en todo 2004.

Como en Italia, en un asentamiento temporal cerca del puerto griego de Patras, los equipos de MSF han registrado cambios en la población migrante llegada a sus costas: de ser mayoritariamente de origen kurdo a casi exclusivamente de origen afgano.

Las personas procedentes de países en guerra deberían ser consideradas como potenciales solicitantes de asilo y se les debe facilitar la información apropiada sobre los procedimientos de asilo a su llegada. El año pasado, sólo Grecia recibió más de 112.000 migrantes indocumentados. Sin embargo, de un total de unas 25.000 demandas de asilo, sólo ocho obtuvieron el estatus de refugiado.

Proyectos de MSF
- En Italia, los equipos de MSF hacen exámenes médicos iniciales (triaje) y seguimiento de las referencia médicas urgentes en el puerto de Lampedusa.
- En Grecia, MSF ha empezado recientemetne a trabjar en centros de detención de migrantes en la isla de Mytilini (Lesbos). MSF también trabaja en el asentamiento temporal de migrantes en Patras para propocionar asistencia mécia y en salud mental y mejorar las condiciones de vida.
- En Marruecos, MSF proporciona atención primaria a los migrantes subsaharianos en Oujda, Rabat y Casablanca a través de clínicas móviles y referiendo a los pacientes que necesitan ser tratados en hospitales públicos.

Comentarios