Back to top
27.01.2015

Cumbre sobre vacunas en Berlín: líderes mundiales prueban suerte en la ‘rueda de la fortuna de las farmacéuticas’

Médicos Sin Fronteras (MSF) escenifica con este juego que “la industria farmacéutica siempre gana dado el elevado precio de la vacuna del neumococo”. La ONG solicita a GSK y Pfizer que reduzcan el precio de la vacuna de la neumonía a la mitad, a 5 dólares por niño.

-A A +A

Voluntarios de MSF disfrazados de líderes mundiales han probado suerte hoy en la ‘Rueda de la Fortuna de las Farmacéuticas’. La acción ha tenido lugar esta mañana en Berlín con ocasión de la Conferencia de reposición de fondos de GAVI, la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización. Con este juego, MSF quiere escenificar que, independientemente de quién juegue, ya sean el presidente Rajoy, la canciller Merkel o el presidente Obama, en el gran juego de las farmacéuticas, éstas (representadas por voluntarios disfrazados de ejecutivos de GlaxoSmithKline y Pfizer) siempre ganan. El resultado es que la industria farmacéutica incrementa continuamente sus beneficios.

Los países donantes se han reunido en Berlín para prometer una suma adicional de 7.500 millones de dólares euros (más de 6.600 millones de euros) para poder pagar las vacunas de los países de los países pobres durante los próximos cinco años. “Más de un tercio de esta cantidad que se solicita a los estados donantes se destinan a una sola vacuna con un alto precio: la neumonócica”, explica Jennifer Cohn, directora médica de la Campaña Acceso a medicamentos esenciales de MSF.

La neumonía mata aproximadamente a un millón de niños cada año, representando la principal causa de mortalidad infantil. GSK y Pfizer han vendido más de 19.000 millones de dólares (casi 17.000 millones de dólares) de la vacuna contra el neumococo desde su lanzamiento.

En este sentido, MSF urge a GSK y Pfizer a reducir el precio de la vacuna ante el neumococo a 5 dólares (4,45€) por niño (incluyendo las tres dosis). Este precio es solo un poco inferior al precio de 6 dólares (5,2€), 2 dólares (1,7€) la dosis, anunciado por el fabricante indio Serum Institute de su versión de dicha vacuna y que tiene prevista lanzar al mercado en los próximos años.

La semana pasada MSF lanzó la segunda edición de su informe sobre el precio de las vacunas “La mejor vacuna: por un acceso sin barreras a vacunas asequibles y adaptadas” que muestra cómo, en los países pobres, el precio de la vacunación completa a niños es hoy 68 veces más alto que en 2001. Esto se traduce a que muchos países no pueden asumir el alto coste de vacunas como las que se emplean contra las enfermedades neumocócicas. Solo la vacuna contra el neumococo supone el 45% del total del coste de la vacuna completa de un niño en los países pobres.

Tras la publicación de dicho informe, GSK y Pfizer han reiterado que han reducido el precio de sus vacunas contra la neumonía en los países más pobres desde un precio original de 3,50 dólares por dosis a 3,40 dólares por dosis en el caso de GSK y 3,30 dólares en el caso de Pfizer. Esta escasa reducción no es suficiente y se produce después de que las compañías hayan facturado miles de millones con las ventas de la vacuna a nivel mundial. A estos habría que añadir las subvenciones de los donantes de GAVI que les ha permitido ganar otros mil millones que la Alianza ha pagado a los gigantes farmacéuticos. El precio de 10 dólares por las tres dosis (8,9€) que requiere un niño sigue siendo aún demasiado elevado para muchos países en desarrollo.

“GSK y Pfizer afirman que sus precios de la vacuna del neumococo en los países pobres son mucho más reducidos que para países con más capacidad económica, pero solo viene a demostrar lo caras que ya son ya estas vacunas”, afirma Kate Elder, asesora de Políticas de Vacunas de la Campaña de Acceso de MSF. “Las farmacéuticas están cargando a los países en vías de desarrollo el doble del precio que éstos deberían estar pagando. GSK y Pfizer dicen que pierden dinero si el precio de la vacuna del neumococo se reduce a 5 dólares (4,45€). A esto le decimos: sean transparentes, abran sus libros de cuentas y muestren a los donantes y a los gobiernos cuánto cuesta realmente producir esta vacuna”.

“Si los gobiernos no ejercen presión sobre las empresas para conseguir mayores recortes en los precios de las vacunas, los países seguirán jugando a la Rueda de la Fortuna de las farmacéuticas; GSK y Pfizer seguirán siendo los grandes ganadores y los niños de todo el mundo los perdedores”.

 

 

‘La mejor vacuna: por un acceso sin barreras a vacunas asequibles y adaptadas’’, un amplio análisis sobre el acceso a las vacunas, disponible en formato digital: www.msfaccess.org/rightshot2

 

Cada año, los equipos de MSF vacunan a millones de personas, proporcionando respuesta a epidemias de enfermedades como sarampión, meningitis, fiebre amarilla o cólera. MSF también facilita apoyo a campañas rutinarias de inmunización en proyectos de salud materna-infantil. Solo en 2013, nuestros programas suministraron más de 6,7 millones de dosis de vacunas y productos inmunológicos. MSF está ampliando sus actividades de vacunación dando prioridad a la mejora de sus campañas de inmunización rutinaria, así como a la ampliación del paquete de vacunas en casos de emergencias humanitarias. En los años 2012 y 2013 MSF aumentó en un 60% el número de dosis administradas en sus proyectos.

 

Comentarios