Back to top
03.08.2006

Darfur: la creciente inseguridad impide llevar ayuda humanitaria a la población civil

MSF suspende parte de sus actividades debido a la falta de seguridad.

-A A +A

La creciente inseguridad en la región sudanesa de Darfur dificulta cada vez más la provisión de ayuda médica y humanitaria a las poblaciones más necesitadas. Como consecuencia, Médicos Sin Fronteras (MSF) se ha visto obligada a suspender parte de sus actividades, con lo que miles de pacientes se han quedado sin asistencia. MSF pide que todas las partes del conflicto respeten y permitan la asistencia humanitaria a la población civil.

Los equipos de MSF han sido atacados durante las últimas semanas en diferentes puntos de Darfur. El pasado 14 de julio, hombres armados entraron en la sede de MSF en Sharif Umra y robaron un coche. Dos días después, el 16, una ambulancia fue tiroteada en la carretera entre El Geneina y Mornay, y el conductor fue golpeado. El 18 de julio, en Shangil Tobaya, otro vehículo fue robado en una estructura de salud y el 20 de julio un equipo de MSF fue detenido, robado y golpeado en la carretera entre Golo y Niertiti.

Éstos son sólo algunos ejemplos de los incidentes que han protagonizado miembros de la organización en los últimos días y que han provocado la evacuación de los equipos en Sharif Umra y en el Jebel Marra. La consecuencia más directa de esta evacuación es la suspensión temporal de las clínicas móviles y del sistema de referencia de casos urgentes a otras estructuras de salud, con lo que miles de pacientes se quedan sin tratamiento ni asistencia médica.

MSF cuenta en Darfur con proyectos que incluyen consultas médicas, hospitalización, cirugía, referencia de casos urgentes y asistencia nutricional, cuyo objetivo es atender a la población civil víctima del conflicto que asola la región desde finales de 2003.

En la actualidad, 2.000 miembros de la organización trabajan en 17 localidades de Darfur.

Comentarios