Back to top
01.08.2008

Darfur: MSF evacua a sus equipos tras sufrir varios ataques

Más de 65.000 personas se quedan sin asistencia médica en Tawila y Shangil Tobaya

-A A +A

MSF ha tenido que evacuar a su personal de Tawila y Shangil Tobaya, dos localidades de Darfur del Norte, después de sufrir sendos ataques en los últimos días. Con esta suspensión de actividades, más de 65.000 personas, la mayoría de ellas desplazadas por la violencia, se quedan sin asistencia médica. MSF condena estos ataques y llama al respeto del personal humanitario para que pueda seguir asistiendo a la población civil de Darfur.

En la última semana, los equipos de Tawila y Shangil Tobaya fueron víctimas de ataques similares. Grupos de hombres armados entraron de noche en su casa, amenazaron al personal y se llevaron dinero, incluidos los salarios del personal local, y otros bienes. Los asaltantes apuntaron con sus armas y intimidaron a los miembros del equipo.

“Tras estos ataques, hemos tenido que suspender nuestras actividades y evacuar a todo nuestro personal de Tawila y Shangil Tobaya”, dice Mónica Camacho, la Coordinadora General de MSF en Darfur. “Ha sido una decisión difícil porque la población se queda sin asistencia médica. Pero nuestros equipos no pueden trabajar y atender a la población si no tienen unas mínimas garantías de seguridad y de respeto por la labor humanitaria”.

En Tawila, MSF es la única organización que ofrece asistencia médica a más de 30.000 desplazados internos que viven en tres campos y a la población rural de los alrededores. En Shangil Tobaya, MSF ofrece una amplia gama de servicios de salud –consulta médica y hospitalización, programa nutricional, salud materno-infantil, atención a las víctimas de violencia sexual y salud mental- a unos 28.000 desplazados reagrupados en dos campos y otras 5.000 personas de los pueblos alrededor. No es la primera vez que este tipo de incidente se produce en la zona. En el último año, el equipo de Tawila ha sufrido tres incidentes graves de seguridad y ha tenido que ser evacuado dos veces. En Shangil Tobaya, se ha tenido que suspender las actividades durante varios meses al principio de 2007. Cuando por fin los equipos pudieron regresar, sufrieron un nuevo ataque el pasado octubre.

En otras zonas de Darfur, MSF sigue dando asistencia humanitaria a las poblaciones víctimas del conflicto. En este momento, cerca de 1.500 personas de la organización trabajan en el terreno.

Comentarios