Back to top
24.08.2010

¡Desnutrición! ¡Desnutrición! (por Anne Connelly)

-A A +A

Una noche, al poco de llegar a Bangui, me levanté con un horrible dolor de estómago. Un par de viajes al baño más tarde, y puede decirse que tenía mi bienvenida oficial a África… dos días después ya me encontraba mejor, y para el tercero ya estaba lista para salir a mi siguiente destino: Boda. El trayecto dura tres horas en coche y se realiza mediante el sistema que llamamos “beso”: un coche sale de Bangui y otro de Boda y se encuentran a medio camino, y el viajero cambia de coche.

¿La principal carretera de salida de la capital está asfaltada pero con agujeros del tamaño de “mesa de café”. Era impresionante ver las maniobras del conductor para evitarlos al tiempo que esquivaba también motos, cabras… y niños. Y es que, a medida que el coche cruzaba las pequeñas localidades que flanquean la carretera, los niños salían de sus casas para saludar al coche, gritando “¡berele! ¡berele!”. “¡Desnutrición! ¡Desnutrición!”…

Sigue leyendo en la web de El mundo.

Comentarios