Back to top
08.03.2014

Día Internacional de la Mujer: Kenia

Con motivo del Día Internacional de la Mujer lanzamos seis historias contadas por mujeres desde seis países en los que MSF trabaja.

-A A +A

Desde 1991, el conflicto en Somalia ha desencadenado varias oleadas de desplazamiento. En Kenia, Médicos Sin Fronteras (MSF) proporciona atención médica a 125.000 personas en el campo de Dagahaley, en Dadaab, donde asistió más de 2.500 partos en 2013.

Rukia Mohamed Abdi, enfermera de MSF en Dagahaley: “La vida cotidiana de las mujeres refugiadas aquí en el campo consiste en ir a buscar agua y leña. A menudo deben caminar largas distancias incluso cuando están embarazadas, lo que incrementa el riesgo de que surjan complicaciones. Como enfermera, realizo exámenes rutinarios y explico a las mujeres embarazadas cómo detectar cualquier síntoma de problemas. Vemos muchas complicaciones del embarazo, partos anormales y hemorragias vaginales. Traen a muchos recién nacidos con infecciones neonatales asociadas a una higiene deficiente. Como la mayoría de refugiados carecen de fuentes de ingresos, les facilitamos jabón y palanganas.

Con el objetivo de reducir las tasas de mortalidad y de morbilidad asociadas al embarazo, MSF facilita información sobre salud reproductiva y planificación familiar, la cual no siempre es bien aceptada. Algunas mujeres quieren dar a luz cada año mientras que otras temen los potenciales efectos secundarios de los anticonceptivos. Otro reto cultural es el consentimiento que se necesita para algunas intervenciones. La mayoría de las veces, tengo que explicar el caso y negociar con la comunidad y el marido porque son ellos quienes tienen que estar primero de acuerdo. Por todo ello, puede tardarse tiempo antes de poder practicar una cesárea de urgencia, con las consecuencias potencialmente graves que una demora puede comportar para la mujer o su hijo.”

Comentarios