Back to top
08.03.2014

Día Internacional de la Mujer: Sudán del Sur

Con motivo del Día Internacional de la Mujer lanzamos seis historias contadas por mujeres desde seis países en los que MSF trabaja.

-A A +A

Desde mediados de diciembre, Sudán del Sur está sumido en una espiral de violencia que ha provocado el desplazamiento de cientos de miles de personas en medio de una situación humanitaria que no hace más que deteriorarse. La falta de acceso a una atención rutinaria sitúa a las mujeres embarazadas y a sus bebés en peligro. La ausencia de atención urgente supone una amenaza para sus vidas.

Rhoda, de 24 años: “Durante mi embarazo no dejé nunca de asistir a la clínica de la ciudad de Bor. Cuando tuvimos que huir, corrí para ponerme a salvo, pero no fue fácil pues estaba embarazada de ocho meses. Fue el momento más duro de mi vida. Mi marido quedó atrapado en Juba mientras yo permanecía en el bosque, convencida de que iba a perder a nuestro hijo.

Una noche, subí junto a mi madre a una gran embarcación junto con cien personas más y cruzamos al condado de Awerial. La gente huyó con lo básico, aunque algunos se llevaron a sus animales. La travesía fue terrible, viajábamos tendidos sobre el suelo de la embarcación cubierto de agua sucia mezclada con las heces de los animales. Cuando llegamos a Minkaman, mi madre encontró una pequeña choza entre los árboles que era lo bastante grande para las dos. Al poco tiempo de estar allí, empecé a tener dolores continuos y mi madre me ayudó a dar a luz. Dos días más tarde, el bebé empezó a tener mucha fiebre y a sufrir convulsiones. Mi madre fue en busca de ayuda y, por azar, se encontró con el equipo de MSF, que nos derivó a la clínica. Mi bebé tenía una infección del cordón umbilical que se le había extendido por todo el cuerpo. Ahora está bien.”

Comentarios