Back to top
28.05.2011

Epidemia de dolor ajeno bajo El Sol de San Sebastián

La campaña de Médicos sin Fronteras “Pastillas contra el dolor ajeno” se ha alzado esta tarde con cuatro premios, entre ellos el más importante del encuentro, en la 26° edición de El Sol, el festival iberoamericano de la comunicación publicitaria.

-A A +A

El certamen, celebrado a lo largo de estos tres últimos días en el Palacio de congresos Kursaal de San Sebastián, y sin duda uno de los más prestigiosos encuentros del sector a nivel mundial, ha reconocido “la importante labor de una campaña concebida para aliviar el dolor de millones de personas que no tienen acceso a los medicamentos”, y ha otorgado a ‘Pastillas contra el dolor ajeno’ el Gran Premio de Platino en la categoría ‘Campañas’ por unanimidad. A este galardón, considerado como el principal del Festival, se le han sumado un oro en ‘Marketing promocional’, otro en ‘Campañas’ y un último en ‘TV y Cine’. 

Hasta ahora, ninguna campaña de una ONG podía recibir uno de los Grandes Premios del Festival, pero en esta ocasión el jurado del certamen decidió votar de manera unánime a ‘Pastillas’ por considerar que “trasciende el área social en la que está inscrita”.

“Estamos tremendamente contentos por todos los premios que está recibiendo ‘Pastillas contra el dolor ajeno’ a lo largo de estos últimos meses, tanto en el sector de la comunicación sanitaria como en el de la publicidad, pero lo que de verdad nos está emocionando es la grandísima acogida que la sociedad española está dando a esta iniciativa. Sin la complicidad de las millones de personas que siguen acudiendo a las farmacias para curar su dolor ajeno, no habríamos conseguido todos estos éxitos”, explica Paula Farias, portavoz de la campaña.

Uno de los grandes valores de esta campaña es el hecho de haber contado con la implicación activa y desinteresada de personajes famosos, de organismos públicos, de empresas privadas, de miles de farmacéuticos de todo el país y del conjunto de la sociedad española; una suma de esfuerzos que ha hecho posible que ‘Pastillas contra el dolor ajeno’ se haya consolidado como una referencia dentro del mundo de la publicidad, pero cuyo principal valor reside en los millones de cajas que ya se han vendido, y cuya recaudación ya está sirviendo para tratar a miles de enfermos olvidados.

“Han sido años de muchísimo trabajo, pero el resultado está valiendo la pena. Jorge Martínez y la Agencia Germinal nos propusieron esta maravillosa idea y nos ayudaron a desarrollarla. Ellos fueron los que hicieron que la chispa saltara y que toda esta aventura comenzara a tomar vida, pero detrás del resultado final hay muchas horas de trabajo y muchos meses de reuniones para conseguir que todo cuadrara. Si no hubiéramos logrado obtener el apoyo de los Colegios de Farmacéuticos, de las consejerías de Sanidad, de los distribuidores farmacéuticos, de los propios farmacéuticos, de la empresa que fabrica los caramelos, o de quienes fabrican el cartón para las cajas de ‘Pastillas’, no habríamos podido llevar a buen puerto las ilusiones de tantas y tantas personas”. “Gracias al esfuerzo y generosidad de todos ellos, hemos podido poner las Cajas de ‘Pastillas’ en las farmacias a un coste de producción muy reducido, lo que se traduce en que más del 85% del euro que pagan los ciudadanos por cada caja, se esté destinando íntegramente a los proyectos”, aclara Farias.

La sociedad española se está volcando en apoyar esta propuesta acudiendo masivamente a las farmacias para comprar las cajas de Pastillas, pero también a la hora de difundir el mensaje a través de las calles y de las redes sociales, algo que ha hecho de esta campaña un acto especialmente participativo. “Cuando tomas una ‘Pastilla contra el dolor ajeno’, lo haces a la salud de quien no tiene medicamentos para curarse y sabes que estás contribuyendo a proporcionar tratamiento a aquellas personas que no lo tienen. La gente ha hecho suyo este mensaje y nosotros estamos enormemente agradecidos por ello”, relata Farias.

Los fondos recaudados a través de la venta de los 3 primeros millones de cajas de Pastillas, ya están sirviendo para tratar a pacientes de Chagas y de VIH sida en los proyectos que tiene la organización en Bolivia y en Zimbabwe, pero desde la organización médico humanitaria insisten en que el esfuerzo y la participación de todo el mundo debe continuar. “Tenemos que lograr cumplir con nuestro compromiso y destinar nuevos fondos a la lucha contra las otras cuatro enfermedades olvidadas en las que se centra ‘Pastillas’: la malaria, la tuberculosis, el kala azar y la enfermedad del sueño. Por ello, quiero animar a todo el mundo a que siga curando su dolor ajeno y a que nos apoye en nuestro empeño de que no quede ni una sola persona sin tratar”, concluye Farias.

www.pastillascontraeldolorajeno.com

Comentarios