Back to top
15.02.2007

"Están empezando a llegar algunas ONG"

Candelaria Lanusse acaba de llegar de la República Centroafricana (RCA), donde ha trabajado como enfermera de terreno.

-A A +A

¿Dónde trabaja MSF España actualmente?
En Batangafo y Kabo, en el noreste del país, trabajamos en dos centros de salud que funcionan como hospitales. Desde hace un par de meses hemos vuelto a hacer clínicas móviles en la ruta que va de Kaba Bandoro a Kabo.

¿Cuál es la situación de la población?
En la zona donde trabajamos nosotros (norte de RCA) el acceso a la salud era prácticamente nulo, o estaba regido por el sistema de recuperación de costes debido a los enfrentamientos, el robo en los centros de salud y a que el personal sanitario había huido. La mayoría de los puestos de salud están cerrados hace meses, por lo que la gente a veces tiene que desplazarse muchísimos kilómetros para hacer una consulta médica.
Desde el primer día el número de consultas fue altísimo en el centro de salud, y lo mismo nos pasa cada vez que salimos a hacer clínicas móviles. La población tiene ganas de acceder a la salud.
Lo mismo pasa en la zona de Kaga Bandoro, donde estuvimos haciendo las clínicas móviles el último mes. La gente, aunque está escondida en el campo, y los pueblos están abandonados, se da prisa para venir a atenderse cuando escucha que hemos llegado. A veces nos dábamos cuenta de que muchos de los que venían, lo hacían por conseguir medicamentos para cuando estuvieran enfermos; porque no saben cuando volverán a tener la oportunidad de conseguirlos otra vez.

¿Dónde trabajabas tú?
En el hospital de Batangafo, donde se hacían entre 700 y 1.000 consultas por semana, aunque ahora las cifras han bajado un poco. Hay hospitalización clínica, quirúrgica, maternidad y pediatría. Ahora se está rehabilitando una parte del hospital para los pacientes de tripanosomiasis y habrá también cirugía selectiva además de la de urgencia. El último mes trabajé en las clínicas móviles.

¿Qué necesidades humanitarias pueden preverse de los nuevos desplazamientos?
En la zona de Kaga Bandoro (en la ruta hacia Ouandago) son muchísimas las familias que lo perdieron todo. No tienen casa, ni acceso al agua potable, están lejos de sus tierras y dicen que tienen miedo de ir a sembrarlas si la situación sigue igual de inestable. Por ello, y por las condiciones de vida que llevan, es muy posible que su situación de salud se deteriore aún más, que los problemas nutricionales se agraven, y los riesgos de epidemias aumentan. Por ello MSF está evaluando una posible intervención en esa zona.

¿Cómo es el trabajo con el personal nacional?
Gran parte del equipo que tenemos en Batangafo y en Kabo, había trabajado ya con MSF España en un proyecto anterior. Tienen experiencia y conocen el trabajo con MSF, lo cual facilita muchísimo las cosas. Son abiertos, tienen siempre ganas de mejorar y aprender; me enseñaron muchísimo y fue realmente muy bueno trabajar con ellos.
El último mes de clínicas móviles el trabajo con el equipo nacional fue todavía más “hombro a hombro”. Éramos pocos (dos enfermeras internacionales, dos enfermeros nacionales y dos chóferes) y todos teníamos que trabajar sin parar para poder organizar, consultar y tratar la mayor cantidad de gente posible. ¡Hasta los chóferes nos ayudaban! Todos lo hicieron con el mayor entusiasmo y se notaba que disfrutaban de lo que estábamos haciendo. Trabajar en un clima así es un placer. Fue una experiencia que no voy a olvidarme nunca y siempre voy a estarles muy agradecida.

¿Sigue siendo RCA un país donde no hay presencia de ONG?
Están empezando a llegar algunas ONG que antes no estaban. En RCA, en general, y, en concreto, en Kaga Bandoro. Hay desplazados, violencia, falta de acceso a la salud, es zona endémica de malaria... Tiene todos los ingredientes para que estén las organizaciones. Muchas vinieron a hacer exploratorias y han decidido quedarse. Sin embargo, sigue sin hablarse mucho (a nivel internacional) cuando la situación de la población sigue siendo muy precaria. Viven todo el día escondidos en el monte y sufren muchas represalias por parte de los militares, que han provocado que los pueblos estén vacíos y las casas quemadas.

Comentarios