Back to top
30.04.2007

Etiopía: la lucha contra el sida avanza pero el kala azar sigue siendo una enfermedad olvidada

El 1 de mayo, Médicos Sin Fronteras (MSF) traspasa oficialmente su programa de VIH/sida a las autoridades de salud etíopes del distrito de Humera

-A A +A

Tres años después de que la organización médico-humanitaria empezase a dar tratamiento gratuito contra el VIH/sida en el distrito de Humera, MSF considera que el desarrollo del programa ha sido un éxito. Sin embargo, el kala azar, una enfermedad mortal que es endémica en esta área del país continúa siendo una preocupación para MSF, ya que sigue siendo la principal organización que da tratamiento gratuito a las personas que la padecen.

Humera es un área de Etiopía extremadamente aislada, donde se concentran alrededor de 100.00 inmigrantes para trabajar en las temporadas de plantación y cosecha. Esta gran afluencia de temporeros atrae un importante número de trabajadoras sexuales y como consecuencia la posibilidad de que el contagio del VIH/sida aumente dramáticamente. En Humera, alrededor de un 13% de las personas que se someten a las pruebas del VIH/sida son seropositivas mientras que la media nacional se estima que es del 4,7%.

Actualmente, MSF proporciona terapia antirretrovial (TAR) a 750 pacientes en Humera y el Gobierno de Etiopía está preparado para dispuesta a hacerse cargo de estos pacientes y continuar proporcionando la medicación necesaria de forma gratuita. Las autoridades de salud han mostrado su compromiso hacia estos pacientes con la incorporación de dos nuevos médicos y 10 enfermeros adicionales en el hospital local.

“Estamos muy contentos con la rápida reacción que Gobierno etíope ha tenido con el VIH/sida”, afirma Ivan Zenar, coordinador del proyecto de MSF en Humera, “pero para nosotros el kala azar continúa siendo una preocupación porque sigue siendo un enfermedad completamente olvidada, a pesar de ser una enfermedad mortal”.

MSF empezó a trabajar en Humera en 1997 para atender a los enfermos de kala azar, también conocida como la “fiebre negra”, una enfermedad tropical que se trasmite por parásitos y que afecta al sistema inmune. La enfermedad tiene una tasa de mortalidad de casi el 100% mientras que con el correcto tratamiento alrededor del 92% de los enfermeros puede curarse. El año pasado, MSF trató a 657 pacientes de kala azar en Humera, de los cuales un 8,3% falleció.

Después de traspasar el proyecto de VIH/sida, MSF continuará monitoreando las actividades de TAR y tratando a los enfermos de kala azar en las regiones endémicas de Etiopía. Sin embargo, la organización médico-humanitaria apela al Gobierno para que ponga las recursos necesarios para poder luchar de una forma adecuada contra esta enfermedad mortal.

Comentarios