Back to top
28.10.2010

Excepción a los 25: soltera y sin hijos (por Anne Connelly)

-A A +A

Una tarde, en la oficina, empezamos a contarnos más acerca de nuestras vidas. Después de reírnos por el frío que hace en mi país, Canadá, comenzamos a hablar de la familia. Me preguntaron si yo tenía hijos, a lo que contesté, entre risas, que soy demasiado joven para tener niños. El operador de radio, que es un año más joven que yo, respondió que él tenía un hijo de tres. Intenté rectificar torpemente, y comenté que tener un niño pequeño debía de ser adorable. 

El expatriado encargado de logística intervino entonces para decir que él, de ninguna manera, iba a tener hijos, lo que nos provocó una buena carcajada. Al mismo tiempo, le pregunté a mi ayudante si él era padre. Se rió y me contestó: “sí… tengo tres”. Volví a reírme: por la forma en que lo había dicho, pensé sinceramente que estaba bromeando, ya que tenemos la misma edad. Pero después me di cuenta de que para nada hablaba en broma. De hecho, la mayoría del personal de nuestro equipo había llegado a los 30 con al menos tres hijos. En ese momento comprendí que, como soltera, sin hijos y con 25 años, era yo la excepción y no la regla.

Sigue leyendo en la web de El Mundo.

Comentarios