Back to top
27.11.2013

Filipinas: la prioridad es llegar a las zonas remotas

A pesar de que cada vez llega más ayuda humanitaria a las zonas afectadas por el tifón que asoló Filipinas hace unas semanas, los equipos de MSF siguen encontrando aldeas que todavía no han recibido ningún tipo de asistencia.

-A A +A

Los equipos están trabajando en hospitales, organizando clínicas móviles, proporcionando atención a la salud mental, distribuyendo artículos de primera necesidad y suministrando agua potable limpia. En Guiuan, se han distribuido 1.200 tiendas y agua potable a más de 20.000 personas. En la ciudad de Tacloban, MSF ha instalado un hospital hinchable de 45 camas, y en Guiuan, en la isla de Samar, la organización ha montado una tienda hospital de 40 camas.


Zonas remotas donde la ayuda aún no ha llegado

“Aunque la ayuda se ha centrado en la ciudad de Tacloban, gravemente afectada por el tifón, muchas zonas remotas siguen sin haber recibido ningún tipo de asistencia,” declara Anne Taylor, coordinadora regional de emergencias de MSF. “Incluso en zonas a sólo unos pocos kilómetros de distancia, los servicios médicos han sido muy limitados. En Tolosa por ejemplo, sólo había un puesto de salud para una población de 55.000 habitantes.”

En la pequeña ciudad de Liberty, al este de Leyte, en el centro del país, un equipo móvil encontró poblaciones que, aunque no gravemente afectadas por el tifón, habían quedado incomunicadas de los servicios médicos desde el viernes 8 de noviembre, el día que el tifón asoló el país. El equipo trató a 62 pacientes en un solo día. Otros equipos de MSF han tenido experiencias parecidas en aldeas en torno a Guiuan en la isla de Samar, y en varias islas al este de Panay.


Clínicas móviles por tierra y por mar

MSF está trabajando para cubrir las brechas en la atención sanitaria y la ayuda mediante clínicas móviles en las ciudades de Ormoc, Santa Fe, Julita, y Tabontabon y sus alrededores en la isla de Leyte; en Estancia, Carles y San Dionisio, en la isla de Panay, y en Guiuan al este de la isla de Samar. Los equipos sanitarios también organizan clínicas móviles en barca en pequeñas islas al este de Panay y al sur de Guiuan.

Los equipos encargados de evaluar la situación en el país siguen viajando a zonas remotas de la isla de Samar, la isla de Panay y la isla de Leyte para identificar aldeas que todavía no han recibido ningún tipo de asistencia humanitaria y dispensar allí ayuda médica. Las afecciones más frecuentes en los pacientes que ve MSF son infecciones de las vías respiratorias, heridas infectadas y enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.


Get Adobe Flash player



Apoyo a través de hospitales y atención básica de salud

El hospital hinchable de MSF, instalado en Tacloban, servirá de principal hospital de referencia en la zona. En sus primeros dos días de operaciones, el equipo del hospital realizó 52 consultas urgentes, 303 consultas externas y 6 intervenciones quirúrgicas. MSF también está gestionando de forma temporal hospitales en tiendas de campaña en Burauen y Tanauan en la isla de Leyte y en Guiuan en la isla de Samar donde el equipo realiza en torno a 300 consultas cada día.

Los equipos de MSF también están ayudando a restituir los servicios sanitarios en los hospitales del Ministerio de Sanidad, los centros de salud en Tacloban, Santa Fe y Burauen en la isla de Leyte, Balasan en la isla de Panay y Guiuan en la isla de Samar. Los equipos están proporcionando atención sanitaria, reparando edificios dañados, suministrando material medico, medicamentos y personal y ofreciendo servicios de ambulancia.


Atención a la salud mental

Muchos pacientes acuden a las consultas de MSF con síntomas que reflejan el impacto psicológico de la catástrofe. Los equipos de salud mental ahora están trabajando en zonas de las islas de Samar, Leyte y Panay, organizando sesiones de grupo e individuales, sensibilizando sobre la respuesta psicológica al trauma y formando al personal para que sepa reconocer los casos agudos.

La respuesta tras el paso del tifón Haiyan que asoló el país el 8 de noviembre se demoró porque los aeropuertos, carreteras y puertos estaban dañados y colapsados, y debido también a la escasez de combustible y de vehículos. Estas dificultades de alguna forma se han relajado y MSF cada vez puede transportar mejor a más personal y suministros, aunque sigue habiendo problemas logísticos debido a la geografía de la zona. Ahora MSF cuenta con más de 200 trabajadores internacionales en el terreno, apoyados por personal local, que trabajan en 4 hospitales y 8 centros de salud, y organizan clínicas móviles en 37 ubicaciones. Desde el 8 de noviembre los equipos sanitarios de MSF han realizado casi 6.500 consultas externas, han hospitalizado a 58 pacientes, han practicado 14 partos y 220 procedimientos de cirugía menor y han organizado 400 sesiones de salud mental (cifras hasta el 21 de noviembre de 2013).

 

Comentarios