Back to top
30.09.2008

Grecia: MSF pone fin a su intervención de emergencia en la isla de Lesbos

La organización expresa su preocupación por la escasa atención que las autoridades prestan a los inmigrantes detenidos

-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) cierra su intervención de emergencia en el centro de detención para migrantes en Lesbos (Mytiline), instando a las autoridades a asumir sus responsabilidades y proporcionar atención médica y asegurar condiciones de vida humanas para esta población.

La intervención de emergencia de MSF empezó en junio de 2008, tras comprobar la falta de acceso a atención médica y apoyo psicológico y unas condiciones de vida extremadamente precarias para los migrantes en el centro de detención. Sin embrago, la falta de apoyo y de compromiso por parte de las autoridades ha afectado gravemente los esfuerzos para proporcionar asistencia médica y mejorar las condiciones de vida de la población detenida. Dadas las circunstancias, MSF siente que continuar el proyecto dentro del centro de detención en Lesbos ya no es viable.

Poca colaboración de las autoridades
“La escasa colaboración de las autoridades ha supuesto un obstáculo a nuestros esfuerzos para ofrecer atención médica y mejorar las condiciones dentro del centro de detención”, afirma Yorgos Karagiannis, coordinador general del proyecto de MSF para migrantes indocumentados en Grecia. “En muchas ocasiones el equipo médico se vio obligado a examinar a los pacientes a través de las rejas porque a éstos no se les permitía abandonar sus celdas”.

El equipo tardó más de tres meses (tras una enorme presión por parte de MSF y otros actores) en conseguir que se permitiese a los detenidos utilizar el patio de forma regular, que se asignase un médico más a la estructura y que empezasen los trabajos de mantenimiento. La labor técnica que la organización llevó a cabo para mejorar las condiciones de vida de esta población hubiesen cambiado mucho las cosas, pero las autoridades no garantizaron un mínimo mantenimiento ni procedimientos de limpieza. “Además, no han demostrado el compromiso que una situación así requiere puesto que todavía hay mujeres, menores y bebés detenidos en las mismas instalaciones que hombres adultos, viviendo en condiciones inaceptables, sin ningún tipo de atención especial a sus crecientes necesidades”, destaca Karagiannis.

Se han tratado 1.202 pacientes
Desde el principio, la organización proporcionó asistencia médica y apoyo psicológico a los migrantes detenidos, mayoritariamente procedentes de Afganistán, Somalia o Palestina. Éstos huían de la guerra, el hambre, la violencia y la penuria más extrema. El número total de migrantes arrestados en la isla hasta agosto de 2008 alcanzó los 6.863 (según datos de las autoridades policiales de Lesbos), un número que ya superaba con creces al de 2007 (6.147 personas). A pesar del acceso limitado, MSF trató a 1.202 pacientes sobre todo con patologías como infecciones respiratorias y enfermedades cutáneas. Además, proporcionó apoyo psicológico a migrantes que padecían ansiedad, estrés postraumático y depresión.

MSF subraya la necesidad de que las autoridades tomen medidas inmediatas para asegurar unas condiciones de vida humanas y asistencia médica dentro del centro de detención, especialmente para las mujeres y los niños, y garantizar la sostenibilidad de cualquier mejora que se haga en la estructura. La organización monitorizará estrechamente la situación en los centros de detención y continuará respondiendo a las necesidades de los migrantes indocumentados en el país.

Comentarios