Back to top
13.10.2015

Guatemala: asistencia a los supervivientes del corrimiento de tierras

La noche del jueves 1 de octubre, un deslizamiento de tierra sepultó la aldea El Cambray II de Santa Catarina Pinula, a 15 kilómetros de la capital de Guatemala. Médicos Sin Fronteras (MSF) brinda atención médica y psicológica a los supervivientes de la tragedia.

-A A +A

Sobre las 21:30 h (hora local) del jueves 1 de octubre un deslizamiento de tierra provocó que un cerro de unos 100 metros de altura colapsara y arrasara 125 casas de la  localidad de Santa Catarina Pinula, Guatemala.

MSF, a primera hora del sábado 3, envió un equipo de emergencia para evaluar las necesidades y distribuir cien kits higiénicos (pañales, jabón, dentífrico, papel higiénico, etc.), kits con elementos no sanitarios (utensilios de cocina, mantas, botes, etc.) y repelente de mosquitos entre los supervivientes que ya se estaban estableciendo en los albergues. 

Actualmente, MSF ha completado su equipo de emergencia, compuesto por logistas, un médico, una enfermera, dos psicólogas y un psiquiatra, que ofrecen atención médica primaria y asistencia en salud mental, muy necesaria ante la magnitud de la tragedia. La organización también ha llevado a cabo una distribución de materiales médicos a los hospitales de la zona que han acogido la mayoría de los sobrevivientes que presentaban lesiones y fracturas. Los familiares de los supervivientes y algunos voluntarios están presentando problemas respiratorios, descompensaciones por diabetes e hipertensión, además de requerir apoyo psicológico por crisis nerviosas.

MSF brinda asistencia médica y psicológica en cinco albergues. La organización médica está presente en el Salón Municipal, el primero de los albergues en ser habilitado tras la tragedia, y que cuenta con el mayor número de personas, alrededor de 151 personas; en la Escuela Mixta Urbana 810, que aloja alrededor de 80 sobrevivientes. En un tercer albergue, la iglesia Evangélica Ebenezer, ubicada en la zona 14, a las afueras del poblado, con muchas necesidades para los 48 damnificados que allí buscaron refugio. Así como también en la Iglesia Evangélica Cristo de la Promesa que aloja 16 personas pero que asiste a otras 15, refugiadas en casa particulares cercanas a esta iglesia. Y, finalmente, en el colegio evangélico "Creciendo en Sabiduría" con 13 familias que suman alrededor de 60 personas.

La organización  está evaluando la situación sobre el saneamiento de los puntos de agua en la zona, fundamental para prevenir futuros problemas médicos.

Según información gubernamental, la zona afectada estaba habitada por 600 familias, el deslave ha dejado oficialmente 293 personas fallecidas y al menos 300 desaparecidos. El equipo de MSF está enfocando sus esfuerzos en la atención médica y psicológica de los aproximadamente 394 sobrevivientes del deslave.

 

 

MSF ha trabajado en Guatemala desde el año 1984. Hasta 2012, MSF brindó servicios de atención médica y psicológica a víctimas de violencia sexual en el hospital nacional y clínicas situadas en las zonas más violentas de la capital del país.

 

 

Comentarios