Back to top
11.07.2007

Guatemala: el Ministerio de Salud asume el proyecto de sida de MSF en Puerto Barrios

Tras 15 años en el país, MSF España concluye su misión en Guatemala tras completar el traspaso al Ministerio de Salud de su programa de sida en Izabal y, con anterioridad, del programa Chagas en Chiquimula

-A A +A

Tras cuatro años proporcionando asistencia a las personas que conviven con el VIH/sida en Puerto Barrios, departamento de Izabal, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha culminado con un acto oficial de cierre de misión en el país el proceso de traspaso de este último programa a los responsables de los servicios públicos de salud.

Este proceso de traspaso ha ido elaborándose cuidadosamente a lo largo de los dos últimos años a medida que el Ministerio de Salud iba dando muestras de un compromiso real para garantizar la continuidad del programa de prevención, atención y tratamiento a personas VIH-positivas. El proceso llega a su fin una vez que las autoridades ministeriales han considerado que disponen de los medios necesarios para asumir totalmente el programa. Aunque MSF sigue todavía tratando pacientes en la ciudad de Guatemala, con el traspaso de este proyecto se cumple un objetivo crucial en la lucha contra el VIH/sida en Guatemala: que el Ministerio de Salud asumiera de forma efectiva la descentralización de la atención y el tratamiento a los departamentos periféricos, haciendo accesible los programas para los pacientes de poblaciones tan alejadas como las de Izabal, donde MSF abrió el proyecto hace cuatro años.

Al mismo tiempo, MSF desea expresar su compromiso de seguimiento de la evolución del programa que queda ahora bajo absoluta responsabilidad del Ministerio de Salud, de modo que se pueda favorecer con total garantía la continuidad de la atención y el tratamiento.

“MSF ha querido demostrar que se pueden vencer ciertas barreras a la hora de luchar contra enfermedades costosas y complejas como el sida. Hacer accesible el tratamiento en departamentos remotos es posible si existe un compromiso real con las personas que viven con el virus. Hemos trabajado mucho para que el Ministerio de Salud asuma desde los requisitos mínimos hasta los más complejos de este programa de atención integral a los pacientes de sida. Creemos que es el momento de dejar en manos de las autoridades la continuidad del programa, integrado ya en su propio Plan Estratégico Nacional de VIH/sida, una vez que se han cumplido las exigencias de poner a disposición de los pacientes los recursos humanos, económicos y los insumos necesarios”, declaró la doctora Regina Escudero, coordinadora general de MSF en Guatemala.

Según datos de ONUSIDA, actualmente existen unas 78.000 personas con VIH/sida en Guatemala e Izabal representa el segundo departamento con mayor tasa de prevalencia del país (1,57%). En los programas de prevención, atención y tratamiento que MSF ha llevado a cabo en Izabal se han atendido a un total de 959 pacientes, de los que 485 han recibido medicamentos antirretrovirales (ARV), mientras que el promedio mensual de nuevos pacientes se sitúa en torno a 20.

El acceso a los medicamentos de modo seguro y asequible ha sido una de las exigencias más fuertes en las que MSF ha insistido, ya que la crisis actual de precios para los nuevos tratamientos puede poner en riesgo la continuidad de los programas de atención. Sin embargo, los precios diferenciales, la ayuda del Fondo Global y la posibilidad de acceder a genéricos pueden contribuir de forma crucial para que los pacientes no sufran interrupciones en sus tratamientos debido a rupturas de stock de ARV. El Programa Nacional de Sida también se beneficia de sus convenios con la Fundación Clinton y el Fondo Rotatorio de la OPS para acceder a precios más económicos. Ni las próximas elecciones presidenciales con el consiguiente cambio de autoridades, ni el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos con el conflictivo capítulo de propiedad intelectual, deben suponer un riesgo para la continuidad de la atención a los pacientes, una vez que las autoridades se han comprometido a garantizar el acceso de los pacientes a sus tratamientos.

“El tratamiento de sida es algo más que dar medicamentos. Implica un gran esfuerzo integral por parte del personal sanitario, autoridades y los propios pacientes. Significa dar atención a nivel psicosocial y seguimiento constante. Todo ello es también parte de un tratamiento vital. MSF ha querido dar este carácter integral al programa de VIH en Izabal para que el Ministerio también lo asuma como propio”, apuntó la doctora Escudero.

“Con el programa de MSF nos acostumbramos a sentirnos atendidos con dignidad, como seres humanos. Esperamos que cuando MSF se vaya no decaiga ese nivel de atención”, declaró Gabriel, una persona conviviendo con el virus del VIH en Puerto Barrios.

Aunque hasta el momento el Ministerio de Salud ha respondido a sus compromisos, abasteciendo regularmente de ARV a todos los pacientes de Izabal e incorporando a la plantilla de los Hospitales Nacional e Infantil de Puerto Barrios al equipo sanitario responsable del programa, es destacable que éste es el segundo año consecutivo en que no se ha mejorado el presupuesto nacional destinado a sida. La ayuda que el Fondo Global le prestará a Guatemala hasta el año 2009 sólo alcanza a cerca del 50% de las necesidades del país. Únicamente hay cinco centros en el país –dos en la capital y tres en otros departamentos– donde pueden tratarse los enfermos de sida. Los pacientes de otras áreas deben continuar haciendo largos y costosos desplazamientos en busca de tratamiento, como es el caso de los pacientes de Petén que son atendidos en Izabal y que representan a más del 20% del total de personas que están en el programa. Todavía hoy, aún existiendo las competencias, como en el caso de Izabal, la atención a los enfermos de sida en el ámbito nacional es todavía limitada.

Previamente, MSF también ha completado el traspaso del proyecto de Chagas que se ha implementado en Olopa y que ha supuesto el diagnóstico y tratamiento de todos los niños del municipio comprendidos entre 9 meses y 15 años de edad. La efectividad de dicho tratamiento y, por tanto, la verificación de curación de los 121 niños positivos a la enfermedad de Chagas se llevará a cabo entre noviembre de 2006 y agosto de 2009 por el Ministerio de Salud de Guatemala y específicamente por la Dirección de Área de Chiquimula y el Laboratorio Nacional de Salud.

MSF exhorta a las autoridades guatemaltecas a continuar asumiendo el compromiso de atender a todos los pacientes, porque por encima de cualquier interés político o comercial, está la vida de los guatemaltecos.

MSF está presente en Guatemala desde hace más de 20 años. Tras haber realizado intervenciones para prestar asistencia a las víctimas de la guerra civil y después a las poblaciones marginadas en zonas urbanas y a los retornados tras los Acuerdos de Paz de 1996 , MSF ha ido desarrollando diferentes proyectos de apoyo sanitario a poblaciones vulnerables en diferentes áreas del país.
Simultáneamente se ha apoyado al Ministerio de Salud de Guatemala en la respuesta a diferentes brotes epidémicos y se ha mantenido un permanente monitoreo de posibles emergencias en colaboración con CONRED.
Durante la tormenta Stan, Médicos Sin Fronteras atendió a la poblaciones afectadas desde el primer momento del desastre con ayuda inmediata de alimentos, material médico y de abrigo, suministro de agua potable, etc. Además, se mantuvo activo durante tres meses un proyecto de emergencia para población en albergues en Santiago Atitlan.

Comentarios