Back to top
27.10.2021

Crisis de combustible en Haití: nos vemos obligados a reducir nuestras actividades en el Hospital de Tabarre

A la luz de las necesidades urgentes, pedimos a las distintas partes interesadas que tomen medidas rápidas para facilitar el suministro de combustible a las estructuras sanitarias.

Varias víctimas del terremoto fueron transferidas al centro de trauma de Tabarre para ser tratadas.
-A A +A

La escasez de combustible en Haití en los últimos días amenaza el acceso y la continuidad de la atención médica en el país. En nuestro hospital de traumatología en Tabarre, Puerto Príncipe, nos hemos visto obligados a limitar los pacientes y solo estamos tratando urgencias vitales. También se ha interrumpido el funcionamiento de muchas otras estructuras médicas, tanto privadas como públicas.

A la luz de las necesidades urgentes, pedimos a las distintas partes interesadas que tomen medidas rápidas para facilitar el suministro de combustible a las estructuras sanitarias.

"Sin combustible, no podemos hacer funcionar nuestro hospital", dijo el Dr. Kanouté Dialla, gerente del hospital de Tabarre. “Estamos haciendo todo lo posible para mantener nuestras actividades adaptándolas día a día, pero esta situación es insostenible. El hospital es el único centro del país especializado en el tratamiento de quemaduras graves”.

Debido a los fallos de la red eléctrica, nuestras instalaciones utilizan generadores para operar los diversos servicios médicos, incluido el centro dedicado al tratamiento de quemaduras graves. La actual escasez de combustible pone en peligro su capacidad de funcionamiento.

La escasez de combustible también ha afectado en gran medida la capacidad de nuestro personal para llegar al hospital, lo que afecta el nivel de atención en el centro de traumatología.

“Hoy, solo el 10% del personal puede ir a trabajar”, ​​explica el Dr. Dialla. “Organizamos lanzaderas para transportar a nuestro personal y asegurar las rotaciones mínimas necesarias para el funcionamiento del hospital. Esto aumenta considerablemente la carga de trabajo del personal médico presente. Una situación así es insostenible".

Nuestro Centro de Emergencias en el distrito de Turgeau de Puerto Príncipe, que deriva al paciente al Hospital de Tabarre, también se ve afectado por la crisis. Cada vez es más difícil para el centro derivar a sus pacientes que necesitan tratamiento hospitalario.

“Más de la mitad de los pacientes recibidos en el Hospital de Tabarre son trasladados desde el Centro de Emergencias de Turgeau”, comenta Désiré Kimanuka, jefe del Centro de Emergencias. "Si se reducen los servicios, es posible que estos pacientes no reciban el tratamiento que necesitan".

La escasez de combustible es un desafío adicional a una situación de seguridad ya complicada.

Debido a la volatilidad de este contexto y las importantes necesidades médicas, seguimos adaptando nuestros proyectos para mantener nuestros servicios de salud para la población haitiana.
 

MSF hemos trabajado en Haití durante más de 30 años. Hoy en día, nuestras actividades se enfocan en responder a emergencias médicas vitales de personas afectadas por violencia, quemaduras, accidentes de tránsito, violencia sexual y servicios de maternidad. Recientemente, hemos desarrollado actividades para personas desplazadas en varias zonas de Puerto Príncipe e intervino en varias estructuras sanitarias, en particular las de Jérémie y Les Cayes, tras un fuerte terremoto que azotó el sur de la isla el 14 de agosto.

Salud Planetaria