Back to top
28.05.2021

Haití: denunciamos la insoportable "violencia ordinaria" tras el asesinato de un compañero

Un integrante de nuestro hospital de traumatología en Tabarra fue atacado y alcanzado por un disparo al volver a casa después del trabajo. Fue llevado al hospital, pero ya había fallecido antes de llegar.

Logo de Médicos Sin Fronteras
-A A +A

Un integrante del personal de nuestro hospital de traumatología en Tabarre, en Haití, fue atacado y alcanzado por un disparo cuando regresaba a casa después del trabajo la noche del 25 de mayo, aunque no se resistió a sus agresores.

Lo llevaron de regreso al hospital, pero estaba muerto al llegar. El padre de tres hijos es ahora una víctima más de la violencia crónica que está afectando a toda la sociedad haitiana y que viene aumentando desde hace años. Médicos Sin Fronteras lamentamos profundamente su muerte y denunciamos la violencia.

"Moise era nuestro colega y amigo, y ahora es otra víctima de la violencia crónica en Haití", asevera Aline Serin, nuestra coordinadora general en Haití. "El hospital donde trabajó se ocupa de los pacientes con lesiones potencialmente mortales, basándose únicamente en la gravedad de sus necesidades médicas".

MSF reabrimos nuestro hospital de traumatología de Tabarre en noviembre de 2019 durante una época de altas tensiones y protestas por la crisis política, económica y social de Haití, que continúan el día de hoy. Desde entonces, hemos admitido a 2.200 pacientes, y el 65% son víctimas de la violencia crónica que afecta a Puerto Príncipe. Estas cifras representan solo una parte de las muchas víctimas de la inseguridad en el país.

"¿Qué puede esperar el pueblo haitiano, cuando la inseguridad se convierte en la norma, cuando arriesgas tu vida yendo al trabajo o saliendo de tu casa?", se pregunta Serin. "Esta violencia ordinaria, indiscriminada y normalizada es insoportable".

 

Hemos trabajado en Haití durante 30 años. Hoy en día, nuestras actividades se centran en el tratamiento de pacientes con necesidades médicas graves y potencialmente mortales debido a violencia, quemaduras, accidentes de tráfico o violencia sexual.