Back to top
24.01.2017

Haití: distribuimos materiales para 9.530 familias en las zonas más afectadas por el huracán

Tres meses después del paso de Matthew, seguimos trabajando en el país para mejorar la calidad del agua y los refugios de las comunidades más inaccesibles a las que solo se puede llegar en helicóptero. Además, hemos vacunado de cólera a 13.800 personas.

-A A +A

El huracán Matthew que asoló Haití en octubre de 2016 todavía cuenta con miles de afectados. Tres meses después de su paso por el país caribeño, nuestros equipos en el país han realizado una distribución masiva de materiales de construcción, 14.515 kits de higiene, 10.752 bidones de agua, ocho millones de pastillas potabilizadoras, mantas y galletas de alto contenido nutricional en las montañas de la región Suroeste de Haití, la más afectada por el huracán.

Cada una de las 9.530 familias beneficiarias recibirá también 10 chapas de metal, suficientes para reconstruir un techo de 12 metros cuadrados y brindarle un refugio adecuado.

"En las zonas más remotas en las montañas, los habitantes se vieron obligados a reconstruir sus casas deprisa con materiales que habían sido arrastrados por el viento, a menudo rotos y llenos de agujeros. La baja calidad de estas construcciones no les permite refugiarse de los elementos, incluidas las fuertes lluvias. Esta situación puede tener consecuencias directas sobre su salud", dice Lily Caldwell, nuestra coordinadora del equipo de emergencias en la zona.

La logística de la distribución, que recibió apoyo del Programa Mundial de Alimentos, es un gran desafío, debido a la dificultad para llegar a determinadas áreas, donde a menudo no hay carreteras y falta seguridad. "El mal tiempo a menudo limita nuestras actividades - a veces hasta para el aterrizaje de los helicópteros, nuestro único medio para llegar a estas zonas. Estas complicaciones producen muchos retrasos, lo que genera cierta frustración entre la población. Por ello, nuestros equipos de terreno tienen que pasar mucho tiempo explicando nuestras acciones antes de que podamos llevar a cabo y garantizar que la distribución se produce en las condiciones adecuadas. Todo esto retrasa aún más la distribución", afirma Caldwell.

Mano a mano con la comunidad local

"Tras días sin nada para comer o beber, recibir estos artículos es un poco de agua fresca en la región. Necesitamos más, pero estamos muy agradecidos por esta ayuda", dice Jean Marc, miembro de la comunidad de Chardonnières. Así, colaboramos con miembros de la comunidad para asegurar el éxito de la iniciativa. El equipo lo conforman más de 250 trabajadores nacionales y 39 internacionales que trabajan de forma continua tras el paso de Matthew.

"Las distribuciones se centralizan a través de los representantes de la comunidad que a su vez la entregan a sus vecinos, en un proceso que supervisamos", explica François Giddey, nuestro coordinador del proyecto de distribución en Haití.

Después del huracán Matthew, hemos proporcionado respuesta de emergencia en los departamentos de Grande Anse, Sur y Nipper. En las regiones Norte, Artibonite y Oeste, damos apoyo a otros hospitales para mejorar sus necesidades. Hasta la fecha, hemos tratado a 832 heridos tras el huracán, asistido a 6.341 personas, tratado a 458 pacientes de cólera, rehabilitado 26 tomas de agua y proporcionado 10.092.500 litros de agua limpia a través de un camión cisterna.

A su vez, como apoyo al Ministerio de Salud, hemos vacunado de cólera a aproximadamente 13.800 personas en las áreas más afectadas y de difícil acceso del departamento Sur y en la ciudad de Coteaux. En lo que va de 2017, esperamos mantener una presencia regular en la comunidad central de Port-à-Piment para reforzar sus sistemas de salud.

Gestionamos seis hospitales en el área metropolitana de Puerto Príncipe: la unidad de quemados del hospital de Drouillard, el centro de urgencias y estabilización de Martissant 25, el hospital quirúrgico de Nap Ken, el Centro de Referencia para Urgencias Obstétricas (CRUO), la clínica de Pran Men’m para supervivientes de violencia sexual y de género, así como la unidad de emergencia y respuesta al cólera Figaro, que pueden intervenir en apenas unas horas. También apoyamos al Ministerio de Salud a través del centro para pacientes de cólera de Diquini. Trabajamos de forma regular en Haiti desde 1991.