Back to top
18.06.2013

India puede quedarse sin suficientes medicamentos para la tuberculosis

El procedimiento de compra de medicamentos del gobierno indio provoca un mortífero retraso en el suministro de los fármacos.

-A A +A

El gobierno de India debe abordar con urgencia los persistentes y casi cotidianos retrasos en la compra de medicamentos para tratar la tuberculosis, ha afirmado hoy la organización médico-humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF). Los problemas vienen por la preocupante ruptura de stocks de medicamentos anti-tuberculosis que está experimentando el país.

"Dado que se trata de un país con una elevada carga de tuberculosis, a MSF le preocupa el hecho de que India esté experimentando rupturas de stocks de medicamentos esenciales para tratar a niños y a otros pacientes con TB resistente a los medicamentos”, explica Leena Menghaney, representante en India de la Campaña de MSF para el Acceso a Medicamentos Esenciales (CAME). “En este momento, se trata de una ruptura de stock que puede costar la vida a muchas personas y el gobierno debe actuar con urgencia para solventar el problema.”

Actualmente India está experimentando en todo el país falta de medicamentos anti-tuberculosos pediátricos y de los que se utilizan para tratar la TB resistente a los medicamentos (DR-TB). Bajo el programa nacional de tratamiento de la TB, el gobierno central es responsable de comprar medicamentos y distribuirlos a los estados que después lo administran.

La ruptura se asocia al eterno problema del abastecimiento de medicamentos al que se enfrenta India en muchos de sus programas nacionales de salud – el retraso rutinario pero mortífero que suponen los procedimientos de adquisición pública para estos medicamentos – y las resultantes rupturas de stock son una de las razones por las que India presenta una de las cargas de DR-TB mayores del mundo.

“Como proveedores de tratamiento de la TB, en MSF somos testigos del impacto que esto está teniendo sobre nuestros propios pacientes”, declara la Dra. Homa Mansoor,  médico de MSF en India. “En nuestro proyecto de Nagaland he visto a una niña de 12 años bajo tratamiento llegar con su padre tras un largo viaje para tomar su medicación. Había ruptura de stock pero por suerte teníamos medicación para seis días, que eran para un paciente que había muerto. De otro modo, tenemos que recurrir a partir las píldoras para adultos y administrarlas a los niños, que es realmente peligroso pues corremos el riesgo de darles más o menos dosis de la que necesitan.”

Otros pacientes se han visto obligados a comprar medicamentos en farmacias particulares, pero han recibido dosis inferiores a las que necesitan, lo que puede causar el desarrollo de resistencias.

“Un suministro continuo y sostenible de medicamentos de calidad asegurada es vital para que los pacientes con TB tengan incluso la mitad de probabilidades de curarse”, dice la Dra. Mansoor. “Como médico, conozco la enfermedad, sé cómo manejarla, pero me siento impotente porque no tenemos los medicamentos para tratarla.”

“No está bien que India hable de ampliar el tratamiento de la DR-TB cuando no hay suficientes medicamentos para tratar a los pacientes más vulnerables, aquellos con DR-TB que necesitan desesperadamente conseguir la medicación que necesitan”, añade la Dra. Mansoor. “El Gobierno indio debe actuar ahora para responder a esta apremiante situación.”

Las rupturas de stock en India ocurren cuando la Organización Mundial de la Salud acaba de publicar la guía provisional sobre la bedaquilina, el primer fármaco para tratar la TB después de 50 años, aprobado por la agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos a finales de 2012. MSF acoge con satisfacción la publicación de esta guía, pero aclara que el uso de este nuevo fármaco debe regularse y controlarse y hay que llevar a cabo estudios para encontrar combinaciones con los nuevos medicamentos en regímenes de tratamiento más cortos, más efectivos y menos tóxicos.

 

En 2012, MSF trató a 31.000 personas con TB en 36 países, 1.780 de las cuales con TB resistente a los medicamentos.

 

 

Comentarios