Back to top
26.06.2008

India rechaza conceder la patente a un medicamento contra el SIDA

La decisión, tras la impugnación previa presentada por la sociedad civil india, sienta un precedente histórico muy importante

-A A +A

Por primera vez, la impugnación previa presentada por la sociedad civil india ha conseguido que la patente de un medicamento antiretroviral sea denegada. Con ello, se sienta un importantísimo precedente para solicitudes similares interpuestas en el caso de 12 antiretrovirales más que todavía están en espera de que se les conceda una patente en ese país. Al mismo tiempo, significa una victoria del acceso a medicamentos en todo el mundo en desarrollo.

El 11 de junio, la oficina de patentes de India denegó la solicitud de patente emitida por la compañía farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim en 1998 para la nevirapina en jarabe, utilizado en el tratamiento de los niños que viven con el VIH/SIDA. La decisión se tomó tras analizar la solicitud de impugnación previa a concesión que interpuso la Red de Mujeres Positivas y la Red india de Personas Positivas viviendo con VIH/SIDA en 2006.

Esta medida representa un precedente legal que marca una frontera en la lucha de la sociedad civil para asegurar que la ley de patentes de India se aplique de manera estricta y no se otorguen patentes frívolamente. La ley de patentes india de 2005 permite a cualquier sector interesado de la sociedad oponerse a las patentes que estén siendo revisadas en la oficina de patentes, o después de que hayan sido otorgadas. Los grupos afectados de India han realizado enormes esfuerzos durante los últimos años para hacer uso de las salvaguardas sobre salud pública incluidas en la ley de patentes, con el objetivo de proteger y promover el acceso a tratamientos para sí mismos y para sus contrapartes en otros países en desarrollo. Ya que los países en desarrollo confían en el acceso a medicamentos asequibles producidos en India, estos esfuerzos tienen un impacto global.

La ley de patentes de India no considera patentable nuevas formas o mejoras de medicamentos ya conocidos. La oposición a la concesión argumentó que la formulación del jarabe de nevirapina era una nueva forma de un medicamento conocido desde 1989, y por tanto más viejo que lo que la anterior Acta de Patentes de India, que data de 1995, considera patentable. Las compañías farmacéuticas realizan, algunas veces, variaciones a medicamentos ya existentes para extender sus monopolios tanto como les sea posible – una táctica llamada “evergreening”. De este modo, Boehringer solicitó patentes en muchos países en desarrollo, incluido India, para la presentación de la nevirapina en jarabe en 1998, y de ese modo extender el monopolio hasta 2018.

La decisión hace una amplia referencia al juicio que finalizó en agosto de 2007 conocido como el caso Novartis. Entonces, esta compañía farmacéutica demandó al gobierno indio y a su ley de patentes. La sentencia del juicio le dio prioridad a las salvaguardas de salud pública que se contemplan en la ley de India y que previenen, por ejemplo, contra prácticas como las del “evergreening”.

La denegación de esta patente muestra la importancia de las salvaguardas de la ley de patentes de India y lo crucial que es para la sociedad civil movilizarse para asegurar que las patentes no sean otorgadas cuando no deben. Si se otorgan patentes innecesariamente se restringe la competencia y de este modo, los precios de los tratamientos se incrementan, y se pone en riesgo el acceso de los mismos a quienes más los necesitan.

Comentarios