Back to top
22.07.2008

Kenia: los equipos de MSF no pueden seguir aportando asistencia a los civiles afectados por el conflicto

Hace un mes, MSF hizo un llamamiento público pidiendo un incremento urgente de la ayuda así como el fin de la violencia indiscriminada contra la población de Mount Elgon

-A A +A

Durante las últimas tres semanas, las autoridades locales han parado al personal que trabaja para la organización humanitaria MSF en los controles de carretera y le han impedido que proporcione asistencia médica a la población civil afectada en Mount Elgon. MSF apela a las autoridades a que levanten las restricciones impuestas y permitan que se reanuden las actividades de ayuda humanitaria vital.

"Estábamos ayudando a miles de civiles hasta hace unas pocas semanas y estamos enormemente preocupados por ellos. Algunos nos han contactado en un estado de verdadera desesperación", afirma David Michalski, coordinador de las operaciones de MSF en Kenia. "Las referencias de casos urgentes al hospital se ven obstaculizadas por la falta de transporte que solía proporcionar MSF, y las personas vulnerables se ven abocadas a unas terribles condiciones de vida, pasando frío y penurias sin acceso a asistencia vital".

Más de 35.000 consultas
Desde que MSF empezó a ofrecer atención médica a las personas afectadas directa o indirectamente por el conflicto en Mount Elgon en abril de 2007, los equipos, junto con el Ministerio de Salud, ya han realizado más de 35.000 consultas médicas. A mediados de junio MSF hizo un llamamiento público pidiendo un incremento urgente de la ayuda así como el fin de la violencia indiscriminada contra la población.

La realidad es que hoy la asistencia de MSF está siendo restringida. A pesar de repetidos intentos de discutir sobre esta cuestión con las autoridades locales y nacionales, no se han dado explicaciones al respecto.

Otro motivo de preocupación para MSF es que este bloqueo se produce justo cuando sus equipos están recibiendo noticias de más ataques en una de las zonas en las que solían trabajar. La gente que había buscado refugio en las tierras altas de Chebongweny ha contado a MSF que hace nueve días guardas forestales armados prendieron fuego a sus hogares, refugios y reservas de alimentos. Robaron o destruyeron mantas y la unidad médica de MSF claramente identificada donde mucha gente se había refugiado para pasar la noche en busca de seguridad y abrigo también fue reducida a cenizas.

“Atacar intencionadamente estructuras médicas y obstaculizar el trabajo de las agencias de ayuda tanto durante el conflicto como en periodos de inestabilidad son actos graves prohibidos por las Convenciones de Ginebra" añade Michalski. "Este ataque vuelve a demostrar que la población civil de Mount Elgon es la primera víctima de este conflicto y que necesita asistencia de forma acuciante. MSF apela a las autoridades a que se reúnan con nosotros y levanten las restricciones actuales para que podamos continuar proporcionando ayuda humanitaria a la población de Mount Elgon tal como hemos hecho siempre de una forma neutral e imparcial."

MSF es una de las muy pocas organizaciones humanitarias que proporcionan asistencia a la población afectada por el conflicto en Mount Elgon. Ocupándose de las consecuencias de la violencia contra los civiles, desde abril de 2007 las actividades de MSF se han centrado principalmente en proporcionar atención médica gratuita apoyando a las estructuras de salud primaria, lanzando campañas de vacunación y organizando clínicas móviles en las zonas más remotas. MSF también ha creado un sistema de referencia hospitalaria para urgencias médicas y ha distribuido ropa y mantas.

Comentarios