Back to top
25.02.2011

Libia: debe darse prioridad absoluta a la entrada de personal y suministros médicos

El primer equipo de MSF consigue llegar a la ciudad de Bengasi. El acceso a Trípoli sigue siendo imposible, mientras otros equipos con suministros médicos y quirúrgicos han visto la entrada al país bloqueada o denegada

-A A +A

Desde el comienzo de los violentos enfrentamientos en Libia el 17 de febrero, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha tratado de enviar personal y material de emergencia al país por todos los medios. A pesar de la urgente necesidad de asistencia médica en el país, un equipo de MSF con suministros médicos y kits de tratamiento de heridas de guerra, se ha visto bloqueado en la frontera tunecina durante dos días. Otro equipo había llegado a Trípoli por avión, pero se le denegó el acceso y tuvo que regresar.

“Toda la información que estamos recibiendo indica una situación crítica en términos de tratamiento médico para los heridos”, explica Arjan Hehenkamp, director de operaciones de MSF. “Debemos estar trabajando al lado de los profesionales sanitarios libios para atender a las personas afectadas por los violentos enfrentamientos de los últimos días. Es inaceptable que se esté negando el personal médico y los suministros a las personas que los necesitan”.

El equipo de seis personas de MSF que logró entrar ayer en Libia con un camión de suministros médicos a través de la frontera con Egipto está intentando llegar a zonas donde los centros de salud han informado sobre un gran número de heridos y una grave falta de suministros, como la ciudad de Bengasi, a la que ha llegado hoy el equipo. La falta de seguridad sigue haciendo imposible llegar por carretera a Trípoli, donde las necesidades médicas son inmensas.

Como organización médico-humanitaria, MSF insiste en que se debe respetar la integridad de estructuras sanitarias, pacientes y personal médico: “Se debe dar prioridad absoluta a la entrada de personal y suministros médicos, para poder cubrir las urgentes necesidades médicas existentes y dar apoyo a los centros de salud que luchan por atender el gran flujo de heridos”, añade Hehenkamp.

MSF sigue trabajando para enviar suministros y personal a Libia. Un segundo camión con material médico y quirúrgico está en camino desde Egipto.

Comentarios