Back to top
29.08.2011

Libia: MSF refuerza su apoyo a clínicas y hospitales en Trípoli

La situación en Trípoli continúa tensa, a pesar de que la ayuda ya está llegando a más zonas de la ciudad. Médicos Sin Fronteras (MSF) trabaja en varios centros médicos, aportando medicamentos y suministros vitales, y transfiriendo a pacientes graves.

-A A +A

Las escenas en algunos hospitales son impactantes, según informa el personal de la organización en la capital libia. La semana pasada, dos pacientes en estado crítico fueron literalmente rescatados del hospital Abu Salim, en aquel momento rodeado por intensos combates, y fueron transferidos por MSF al centro médico de Trípoli para recibir atención médica urgente.

“Cuando llegamos a Abu Salim, nos encontramos un panorama terrible: docenas de cuerpos sin vida yacían en el recinto”, explica Jonathan Whittall, coordinador de emergencias de MSF. “El hospital había quedado aislado por los enfrentamientos y 22 pacientes se encontraban retenidos en el interior, junto con cinco miembros del personal sanitario. Nos las arreglamos para evacuar a los dos pacientes más graves, que necesitaban asistencia urgente para seguir con vida, y los demás pudieron ser trasladados más tarde a instalaciones más seguras”.

A pesar de que la calma ha vuelto a varias partes de la ciudad, aún hay violentos enfrentamientos en las proximidades de algunas instalaciones médicas, lo que imposibilita el acceso del personal sanitario y las personas que necesitan atención médica urgente. Por su parte, el personal de salud tripolitano está agotado tras más de una semana trabajando día y noche para atender al gran número de pacientes que sí llegan a otros centros. En las clínicas y hospitales hay falta de suministros médicos vitales, equipamiento, combustible y electricidad.

Apoyo humano y material

Un equipo de MSF, formado por dos anestesistas, un cirujano, cuatro enfermeros con distintas especialidades, un médico de urgencias y un coordinador de emergencias, ha empezado a dar apoyo al hospital de Matiga. En su primer día de trabajo, el equipo ayudó a atender a más de 60 pacientes, entre ellos, heridos llegados del frente. MSF también ha provisto al hospital de medicamentos y suministros médicos como anestésicos, antibióticos, materiales para curas y equipamiento quirúrgico.

La organización también ha suministrado materiales y medicamentos a la clínica Hermandad, desbordada por la masiva entrada de heridos en los últimos días, y está intentando hacer llegar suministros al hospital de Zwara, al oeste de Trípoli, donde la lucha armada continúa.

Evaluación de necesidades

Un equipo médico continúa evaluando las necesidades médicas en diversos centros sanitarios de la capital de Libia, como el hospital materno-infantil, el hospital general y el centro médico de Trípoli.

“Las instalaciones médicas se encuentran saturadas, ya que además de hacer frente a la gran entrada de personas heridas, también deben atender las urgencias habituales”, explica Paulo Reis, coordinador médico de MSF. “Una mujer con un parto difícil puede necesitar una cesárea, un enfermo crónico necesita continuar su tratamiento… No se trata sólo de las consecuencias directas de los enfrentamientos, las estructuras médicas necesitan nuestro apoyo”, concluye.

Más ayuda en camino

En estos momentos, MSF tiene 14 trabajadores internacionales en Trípoli y está previsto que se incorporen más en los próximos días. La organización ha enviado ya tres toneladas de materiales médicos y quirúrgicos procedentes de Túnez y tiene previsto hacer llegar a Trípoli más de 10 toneladas de suministros por barco desde Malta. Otras tres toneladas están en camino desde el proyecto de MSF en Misrata.

 

 

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que trabaja en Libia desde el 25 de febrero de 2011. Además de Trípoli, MSF trabaja en Bangasi, Misrata, Yefren, Zawiya, Zintan y Zlitan. Para asegurar la independencia de sus acciones, MSF depende únicamente de donaciones privadas para financiar sus actividades en el país y no acepta fondos de ningún gobierno, donante institucional o grupo con ninguna filiación política o militar.

 

Comentarios