Back to top
26.08.2016

MSF condena el ataque al Bourbon Argos, uno de sus barcos de búsqueda y rescate en el Mar Mediterráneo Central

-A A +A

El 17 de agosto de 2016, mientras realizaba operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central, el Bourbon Argos, uno de los navíos de búsqueda y rescate de Médicos Sin Fronteras (MSF), fue atacado y abordado por un grupo de hombres armados a bordo de una lancha a motor no identificada.

MSF condena enérgicamente este acto violento contra una organización médico-humanitaria, cuyo único objetivo en el Mediterráneo es llevar a cabo actividades de búsqueda y rescate dada la ausencia de vías seguras y legales para quienes huyen de conflictos armados, desastres y pobreza extrema.

El ataque ocurrió a 24 millas náuticas al norte de la costa de Libia. Los hombres armados a bordo de la lancha dispararon desde 400-500 metros contra el Bourbon Argos y, después, abordaron el barco. Ese día no había personas rescatadas a bordo y ni la tripulación del barco ni el personal de MSF resultaron heridos.

“Aunque desconocemos la identidad de los atacantes ni sus motivos, nuestra evaluación inicial de los hechos muestra que eran profesionales y estaban bien entrenados”, afirma Stefano Argenziano, coordinador de operaciones de MSF. “Este fue un ataque grave y preocupante, en el que se realizaron disparos contra nuestro barco que pusieron a nuestros compañeros en una grave riesgo físico”, añade Argenziano.

El incidente comenzó a las 9:15 de la mañana cuando avistada la lancha motora. Dada la ausencia de una identificaron clara y de la falta de comunicación y respuesta por radio por parte de la lancha mientras se aproximaba al Bourbon Argos, el equipo tomó medidas de precaución y se dirigió hacia el área de seguridad designada dentro del barco. Los hombres armados abordaron el Bourbon Argos y se movieron por el mismo durante unos 50 minutos tras los cuales abandonaron el buque sin robar nada. El barco sufrió un daño mínimo, pero como muestra del suceso quedaron las marcas de las balas que alcanzaron diversos puntos del Bourbon Argos. Gracias a los adecuados protocolos de seguridad que se aplicaron, todos los integrantes del equipo permanecieron seguros y a resguardo en el área protegida.

Las actividades de búsqueda y rescate realizadas desde Italia y Malta por MSF en el Mediterráneo central continúan a cargo del Dignity l y del Aquarius y (este en colaboración con SOS Méditerranée). MSF y sus colaboradores seguirán proporcionando atención de emergencia vital y asistencia médica a las personas rescatadas.

“Con el número de muertes incrementándose dramáticamente y el deterioro continuo de la situación en Libia, seguimos considerando que el enfoque europeo basado en medidas de disuasión y seguridad es peligrosamente miope y completamente inadecuado para responder a esta crisis”, afirma Argenziano. “Las operaciones de búsqueda y el rescate son solo medidas paliativas para cubrir la falta de vías seguras y legales; sin embargo hoy más que nunca, es imprescindible que la Unión Europea y sus Estados miembro establezcan un mecanismo proactivo para salvar vidas y asistir a quienes buscan seguridad y protección”. MSF insiste que son necesarias alternativas legales y seguras para quienes cruzan el Mediterráneo central, solo con la puesta en marcha de estás vías se podrán detener las muertes en el mar.

Desde que comenzó sus operaciones, el 21 de abril de 2016, los equipos de MSF a bordo de los barcos Dignity l, Bourbon Argos y Aquarius (en colaboración con SOS Mediterranée), han rescatado a 10.925 personas en 84 operaciones de salvamento diferentes.