Back to top
06.09.2021

Los niños y niñas con tuberculosis merecen medicamentos orales que son vitales

Deben ser asequibles y estar disponibles para hacer realidad los tratamientos orales para niños y niñas en todo el mundo. Los fármacos pediátricos de bedaquilina y delamanida aún están fuera de su alcance.

-A A +A

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente una nueva guía rápida que recomienda que los niños y las niñas de todas las edades con tuberculosis resistente a los medicamentos (TB-DR) tengan acceso a un tratamiento totalmente oral con bedaquilina y/o delamanida. Los regímenes totalmente orales simplifican el tratamiento de la TB-DR para niños y niñas y cuidadores al eliminar el uso de medicamentos inyectables que pueden causar sordera y al hacer que los regímenes de tratamiento sean más cortos, menos tóxicos y más efectivos.

Sin embargo, la adopción de estas nuevas recomendaciones en países con una alta carga de tuberculosis requiere el acceso a las formulaciones pediátricas de bedaquilina (producida por Johnson & Johnson) y delamanida (producida por Otsuka y su socio local Viatris). Además de la lentitud de los cambios en las directrices nacionales, el acceso a las fórmulas infantiles ha sido un desafío en los países con una alta carga de tuberculosis debido a los altos precios y la falta de registro y competencia de genéricos. Nuestra experiencia nos ha demostrado que las corporaciones farmacéuticas no priorizan el registro y el suministro de formulaciones pediátricas, y tener un solo fabricante para un medicamento determinado a menudo hace que estas formulaciones sean más caras que las versiones para adultos.


Madre administrando a su hija de 6 años una combinación de medicinas para la tuberculosis resistente a los medicamentos

Dra. Mabel Morales, coordinadora médica de MSF en India

“La guía rápida actualizada de la OMS es un importante paso adelante para que los niños y niñas más pequeños con TB-DR reciban un tratamiento totalmente oral sin medicamentos inyectables dolorosos. Sin embargo, esta nueva guía seguirá siendo una realidad lejana para los niños y las niñas a menos que se superen las barreras de acceso a las formulaciones pediátricas de bedaquilina y delamanida, lo que permitirá su implementación en los programas nacionales de tuberculosis en todos los países de alta carga.

El alto precio de la delamanida -1.430 euros (1.700 dólares) por curso de tratamiento- tiene un acceso muy limitado en muchos países. En India, las negociaciones con Otsuka y Viatris no han tenido éxito, y los fabricantes se niegan a bajar el precio a los 793 euros (942 dólares) que Viatris ofrece actualmente a Sudáfrica.

El precio de las formulaciones pediátricas de bedaquilina también sigue siendo demasiado alto. Es hora de romper el estatus quo: las corporaciones farmacéuticas Johnson & Johnson y Otsuka deben abrirse al suministro de genéricos y precios más bajos para que los programas de TB amplíen los regímenes de tratamiento totalmente orales.

 

Farmacéutica de MSF preparando un régimen basado en Bedaquilina y Delamanid en la clínica independiente de MSF en Mumbai, India.

También pedimos a los gobiernos de los países con una alta carga que tomen medidas para superar las barreras de las patentes y permitir la producción de estos medicamentos que salvan vidas a través de fabricantes de genéricos.

Como proveedores de tratamiento, vemos a niños y niñas con tuberculosis resistente a los medicamentos casi a diario en nuestra clínica independiente en Bombay. Ya no queremos ver a estos niños y niñas más pequeños sufrir los terribles efectos secundarios de los más viejos y dolorosos medicamentos basados ​​en inyecciones, cuando en otros lugares se encuentran disponibles medicamentos orales más seguros y efectivos".