Back to top
30.06.2009

Los países americanos se comprometen con las enfermedades olvidadas

MSF exhorta a los estados a que traduzcan sus compromisos en acciones claras

-A A +A

Durante la 144ª Reunión del Comité Ejecutivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebrada en Washington la semana pasada, los países reconocieron la necesidad de actuar ahora, y responder a las necesidades de las personas afectadas por enfermedades olvidadas a través de la implementación de diagnósticos y tratamientos a nivel de la atención primaria de salud. La necesidad de reforzar los mecanismos de abastecimiento de los medicamentos existentes, como el fondo estratégico para la distribución a los países, también fue reconocido como esencial para posibilitar el acceso a tratamiento. Médicos Sin Fronteras acoge con satisfacción estos pasos positivos y hace un llamamiento a los países para que traduzcan los compromisos en acciones.

“Está claro que hay muchas enfermedades que han sido silenciadas e ignoradas en América Latina, provocando el sufrimiento y la muerte de millones de personas víctimas de enfermedades infecciosas prevenibles y tratables como el Chagas. Por ello, que los estados miembros hayan reconocido la clara vinculación entre pobreza y enfermedades olvidadas y que quieran hacer algo al respecto constituye un importante paso adelante”, afirma Gemma Ortiz Genovese, referente para enfermedades olvidadas de MSF.

La resolución propuesta por el Comité Ejecutivo, que debe ser aprobada por el Consejo Directivo de la OPS, también reconoce la necesidad de más Investigación y Desarrollo (I+D) para nuevas y mejores herramientas de diagnóstico y opciones de tratamiento. Los países acordaron explorar varios programas de incentivos, incluyendo la desvinculación de los costes de la investigación y desarrollo al precio final de los productos de salud, por ejemplo a través de premios, con el objetivo de responder a enfermedades que afectan de forma desproporcionada a los países en desarrollo.

Además, MSF reitera la necesidad de un compromiso más fuerte para la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Chagas. Esta oportunidad tuvo que posponerse durante la 62ª Asamblea Mundial de la Salud, debido a los preparativos relativos a la pandemia de la gripe. “Seguiremos ejerciendo presión sobre los gobiernos para que se comprometan a responder a las necesidades médicas de las víctimas de la enfermedad de Chagas. Este año se conmemora el centenario del descubrimiento de la enfermedad de Chagas, que afecta a muchos países de América Latina, con unos 14 millones de personas infectadas y unas 14.000 muertes cada año”, declara Gemma Ortiz. 

Los programas de lucha contra el Chagas se han centrado en prevenir la enfermedad mediante el control de las vinchucas, los insectos transmisores de la enfermedad, así como el examen de los bancos de sangre. No obstante, sólo con la prevención no basta. Los países deberían considerar en sus metas y estrategias principales la integración del diagnóstico del Chagas en el sistema de atención primaria de salud, a fin de proporcionar el tratamiento y la atención a todos los pacientes tanto en fase aguda como crónica así como de reforzar las cadenas de aprovisionamiento de los tratamientos existentes en los países para ampliar el acceso. 

“Si nos centramos únicamente en la prevención estaremos ignorando y silenciando las necesidades de aquellos que ya están infectados y afectados por la enfermedad de Chagas. En países endémicos, los gobiernos deberían hacer búsqueda activa de casos, diagnosticar y tratar a muchos más pacientes”, añade Gemma Ortiz. “El acceso a diagnóstico y tratamiento debe convertirse en una prioridad si tenemos que responder a las verdaderas necesidades de la población de América Latina”.

El reto global al que se enfrenta la enfermedad de Chagas también debe considerarse puesto que cada vez se reportan más y más casos en EEUU, Europa, Australia y Japón como resultado de las migraciones y los movimientos de población. 

Comentarios