Back to top
02.09.2015

Mediterráneo: testimonios de pescadores de Túnez

Abdessalem Triki, Nourdin Achourmtent y Slah Blehbiskis, pescadores tunecinos que asisten al curso de rescates de MSF en Zarzis, relatan sus experiencias en el Mediterráneo.

-A A +A

Abdessalem Triki, pescador

"Varias veces me he visto obligado a saltar al agua para rescatar a personas en apuros, dejando mi barca atrás. Sé que esto me pone en un gran riesgo, pero no puedo dejar que alguien se ahogue frente a mí y no hacer nada. Normalmente los llevamos a nuestras barcas y cuidamos de ellos. A veces están en muy mal estado físico, así que les damos comida o cocinamos algo caliente. Perdemos dinero y jornadas de trabajo, pero tenemos que hacerlo.”

 

Nourdin Achourmtent, pescador © Albert Masias/MSF

Nourdin Achourmtent, pescador de Zarzis

“Hace unos cinco años, doce cadáveres fueron arrastrados por la corriente hacia la costa. Aquellos fueron los primeros; los encontramos y los enterramos. Desde entonces, cada vez estamos viendo más refugiados y gente muerta en el mar. Hemos llegado incluso a encontrar cadáveres en nuestras redes de pesca. Enterramos a la gente de la mejor manera que podemos. Somos conscientes de que el problema viene desde Libia, ya que es de ahí de donde salen esos barcos con más de 700 refugiados a bordo. Cada vez que nos encontramos con uno, hacemos lo que podemos, pero no podemos sacar a todos del agua. Pedimos ayuda y dividimos a la gente entre los diferentes botes pesqueros que se encuentren trabajando cerca del lugar.

Ya no podemos trabajar como lo hacíamos antes. Ahora tenemos muchos problemas cuando salimos al mar, pero tenemos que enfrentarnos a estas dificultades como sea y tratar de ayudar a estas personas.”

 

Slah Blehbiskis, buzo © Albert Masias/MSF

Slah Blehbiskis, buzo

“Soy buceador, me sumerjo hasta a 20 o 50 metros de profundidad. Comencé a encontrar cadáveres bajo el mar hace ya bastante tiempo. Cuando un bote de refugiados se hunde, los pescadores me avisan y yo voy a ayudarles a recuperar los cadáveres que se encuentran bajo el agua. Llevamos los cuerpos al puerto y le pedimos a los policías y los bomberos que se hagan cargo de ellos. Desde hace cuatro o cinco años la situación se ha puesto cada vez peor. Cada vez hay más gente que sale de Libia e intenta cruzar el mar”.

Comentarios