Back to top
26.09.2014

México: los enfermos de Chagas empiezan a recibir tratamiento en Oaxaca

Se estima que entre el 4 y el 12% de la población de la región podría estar infectada. Algunos estudios revelan que hasta 15.000 personas mueren cada año en el mundo por causas relacionadas con la enfermedad.

-A A +A

Los habitantes de San Pedro Pochutla y Mazunte, en el Estado de Oaxaca, por fin pueden acceder al diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad de Chagas en los centros de salud del distrito. La Secretaría de Salud del Estado de Oaxaca, en colaboración con  Médicos Sin Fronteras (MSF), ha empezado actividades de diagnóstico y tratamiento para dicha enfermedad.

Al día de hoy, con la llegada de las pruebas rápidas de diagnóstico y la primera dotación de medicamentos para tratar la enfermedad, el personal de la Secretaría de Salud del Estado de Oaxaca, en colaboración con Médicos Sin Fronteras (MSF), ya ha comenzado el tratamiento de los primeros pacientes que dieron positivo en los más de 1500 tests que se han hecho hasta el momento.

Ubaldo Mendoza tiene 18 años y es de Puerto Ángel. Se trata del primer paciente en recibir tratamiento en el estado de Oaxaca.  “La doctora va a comprobar mi estado de salud cada semana para ver cómo está funcionando el tratamiento”, explica Ubaldo. “Por el momento me siento bien, no tengo nada”. “Ubaldo no tiene miedo porque sabe que hay cura. Le hemos explicado que después del tratamiento, que dura 60 días, su salud mejorará y que podrá seguir estudiando”, afirma Carina Perotti, coordinadora médica de MSF en México.

“La colaboración entre Médicos Sin Fronteras y las autoridades de salud Estatales y Federales debería permitirnos superar las barreras que aún existen para acceder al tratamiento de la enfermedad”,  afirma Marc Bosch, coordinador general de MSF en México.  “Después, se podrán replicar iniciativas similares en otras zonas del país donde el Chagas también es endémico. Nuestro objetivo es que en un futuro próximo, las más de un millón cien mil personas que se estima pueden estar infectadas en México, sean diagnosticadas y tratadas de forma correcta”.

 

Proyecto de Atención Integral e Integrado

El proyecto, producto de la colaboración entre MSF, la Secretaría de Salud de Oaxaca y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), busca desarrollar un modelo de atención integral e integrado dentro del sistema de salud, que asegure el diagnóstico y tratamiento para las personas que viven con la enfermedad. En la región, se estima que entre el 4 y el 12% de la población podría estar infectada.

Desarrollado como una intervención integrada, el proyecto contempla el apoyo técnico de MSF al personal de las estructuras sanitarias en la zona, el suministro de las pruebas rápidas de diagnóstico a las Unidades de Salud, la donación de equipos para realizar electrocardiogramas y también del Benznidazol, el medicamento para tratar a los pacientes.

Asímismo, MSF está prestando apoyo técnico al Programa de Control Vectorial para erradicar el chinche transmisor de la enfermedad. Los equipos de la organización también llevan a cabo labores de información, educación y comunicación para la comunidad, y capacitaciones para el personal de salud sobre la prevención de la transmisión de madres a hijos y sobre cómo hacer transfusiones seguras. 

 

La enfermedad de Chagas es una infección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por alguna de las siguientes formas: la vectorial (por medio de la picadura de insectos triatominos “chinches” contaminadas por el parasito), la transfusional (de sangre y hemoderivados), la congénita (madre-hijo) y la oral (alimentos contaminados). Entre el 30-40% de los infectados progresan a la etapa crónica de la enfermedad y en un periodo de entre 5 a 20 años después de haber adquirido la infección pueden desarrollar enfermedades cardiovasculares (cardiomiopatías) o digestivas (megavísceras).

La enfermedad de Chagas es una patología endémica en 21 países de América, donde se estima que cerca de 100 millones de personas están en riesgo de infectarse. En México, se calcula que ya hay más de 1.100.000 personas infectadas, la mayoría de las cuales no han tenido acceso al diagnóstico ni al tratamiento específico para la enfermedad. Se estima que anualmente se producen en el país más de 7.700 nuevos casos. Ocho estados (Chiapas, Veracruz, Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Michoacán, México y Oaxaca) tienen más del 69% de los casos positivos registrados a nivel nacional.

La mortalidad en Chagas está relacionada directamente con las patologías desarrolladas durante fase crónica de la enfermedad. Si bien entre el año 2000 y el año 2012 se han reportado en México sólo 371 muertes, algunos estudios hablan de una mortalidad global estimada de unas 15.000 personas al año.

Comentarios