Back to top
14.03.2014

México: un nuevo proyecto de diagnóstico y tratamiento de Chagas en Oaxaca

Médicos Sin Fronteras y la Secretaría de Salud del Estado de Oaxaca firman un convenio para mejorar el acceso a diagnóstico y tratamiento de los pacientes de Chagas.

-A A +A

Los habitantes del Municipio de San Pedro Pochutla y la localidad de Mazunte, en el municipio de Santa María Tonameca, estado de Oaxaca, podrán acceder al diagnóstico y tratamiento para la Enfermedad de Chagas gracias al acuerdo firmado por la organización internacional médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) y la Secretaría de Salud del estado.

“El proyecto, que tendrá una duración de dos años, pretende desarrollar un modelo de atención integral e integrado dentro del sistema de salud que asegure el diagnóstico y tratamiento para las personas que viven con la enfermedad”, afirma Marc Bosch, coordinador general de MSF en México. “La idea es que pueda replicarse en otras zonas del país donde el Chagas también es endémico para que se beneficie el mayor número de pacientes posible”.

El proyecto contempla el apoyo técnico de MSF al personal de las estructuras sanitarias en la zona de intervención con el objetivo de lograr captar, diagnosticar y tratar a los pacientes que viven con la enfermedad de Chagas. Se calcula que esta zona, la prevalencia de la enfermedad podría estar entre el 4 y el 12% de la población.

Igualmente, MSF apoyará con el suministro de pruebas rápidas de diagnóstico, electrocardiogramas y medicamentos para tratar a los pacientes, Benznidazol y Nifurtimox, durante los primeros seis meses de proyecto.

La intervención contempla también el apoyo al Programa de Control Vectorial para lograr erradicar al chinche transmisor de la enfermedad en la zona de intervención y capacitaciones al personal de salud para prevenir la transmisión de madres a hijos y para hacer transfusiones seguras.

Desde 1999, MSF ha ofrecido diagnóstico y tratamiento gratuitos para la enfermedad de Chagas, los proyectos han sido desarrollados en Honduras, Nicaragua, Guatemala, Colombia, Bolivia, Paraguay y, más recientemente, en Italia y México. Hasta 2014, MSF ha realizado pruebas de Chagas a más de 90.000 personas y ha tratado a más de 6.000 pacientes.

La enfermedad de Chagas es una infección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por alguna de las siguientes formas: la vectorial (por medio de excretas de insectos triatominos “chinches” contaminadas por el parasito), la transfusional (hemoderivados), la congénita (madre-hijo) y la oral (alimentos contaminados).

Es una patología endémica en 21 países de las Américas, aunque las migraciones de personas infectadas pueden llevarla a países no endémicos como se ha visto en los últimos años. Se estima que en la Región de las Américas, cerca de 100 millones de personas están en riesgo de infectarse, unos 8 millones infectadas (más de 95% de los infectados no han tenido acceso al diagnóstico, mucho menos al tratamiento específico). Se estima que anualmente se producen 56.000 nuevos casos por alguna de las formas de transmisión, ocasionando 12.000 muertes anuales.

 

Comentarios