Back to top
29.10.2014

Millones de personas amenazadas por la crisis médica y humanitaria generada por el Ébola en África Occidental

#StopEbola: Médicos Sin Fronteras lanza una nueva campaña que llama a la movilización de la sociedad española para frenar el brote.

-A A +A

La epidemia de Ébola más grave de la historia continúa fuera de control en África occidental: a día de hoy son más de 5.000 los muertos en los tres países más afectados (Guinea, Liberia y Sierra Leona). La respuesta internacional, pese a todas las promesas, sigue llegando con cuentagotas, y la falta de recursos materiales y humanos está colapsando los sistemas de salud y económicos de la región.

Aunque algunos países han empezado a enviar recursos humanos y materiales a la zona afectada, la respuesta está siendo lenta. Urge el establecimiento de más centros de tratamiento de pacientes con personal sanitario formado, así como cubrir las brechas existentes en actividades clave para el control del brote, como el seguimiento de contactos de los pacientes confirmados, la sensibilización comunitaria o los protocolos de enterramiento seguro.

Además, aún no existe un panorama claro de la extensión del brote. “Los casos de Ébola declarados son solo la punta del iceberg”, avisa José Antonio Bastos, presidente de Médicos Sin Fronteras España. “Los seres humanos infectados, muertos o que sufren enormemente son muchos más. Los datos oficiales de este brote solo muestran una parte de la realidad: según los expertos, son solo un tercio de los casos reales”.

“La mortalidad indirecta causada por el colapso de los sistemas de salud de los países más afectados no está siendo calculada, y miles de personas están perdiendo la vida a causa de la malaria, las infecciones respiratorias, la diarrea o los partos desatendidos –añade Bastos–. Y no solo eso: debido al derrumbe de instituciones, del comercio y de la agricultura, regiones enteras tienen problemas con el suministro de alimentos, empeorado por las restricciones al tráfico de mercancías, y esto está desatando la tensión social y la violencia”.

Médicos Sin Fronteras (MSF), que lleva respondiendo al brote desde que se declaró en marzo en Guinea, está al límite de su capacidad como organización médico-humanitaria. Con el fin de movilizar a la sociedad española, MSF lanza la campaña #StopEbola, que nace con el objetivo de informar y sensibilizar sobre la crisis y sobre la labor humanitaria de los trabajadores sanitarios, y recaudar fondos que ayuden a combatir la epidemia que, directa o indirectamente, está causando miles de muertes en África occidental.

Esta campaña ofrece diferentes formas de colaboración. En primer lugar, mediante el envío de un SMS al 28033 con las palabras STOP EBOLA, podrá contribuirse a la financiación de los proyectos de Ébola que MSF gestiona en los países afectados por el brote. La recaudación de cada mensaje (1,20 €) se destinará íntegramente a los proyectos relacionados con la epidemia de Ébola de la organización.

Los fondos obtenidos durante esta campaña ayudarán a MSF a financiar parte de los elevados costes que genera la lucha contra esta terrible enfermedad. Por ejemplo, por cada 20 mensajes, MSF podrá comprar uno de los trajes de aislamiento con los que los sanitarios e higienistas se protegen para trabajar en los centros de tratamiento, y que se destruyen tras un único uso.

En segundo lugar, MSF ha activado la web especial www.stopebola.es, a través de la cual se podrán realizar donaciones y enviar mensajes de apoyo y ánimo a los más de 3.200 trabajadores de MSF que luchan en primera línea contra el Ébola y contra la inmensa crisis sanitaria que la enfermedad genera.

“Con esta campaña”, recuerda José Antonio Bastos, “no solo queremos conseguir fondos para poder redoblar nuestros esfuerzos en la lucha contra esta epidemia, que sigue creciendo rápidamente; también queremos informar y sensibilizar a la población sobre la realidad que vive a día de hoy África occidental, y ensalzar la labor de los trabajadores sanitarios que están en contacto directo con los pacientes y sus familias”.

 

MSF empezó su intervención contra el Ébola en África occidental en marzo de 2014. En la actualidad, trabaja en Guinea, Liberia y Sierra Leona, donde gestiona seis centros para pacientes de Ébola, con una capacidad de más de 600 camas. Desde marzo, MSF ha ingresado a 4.963 personas, de las cuales 3.195 dieron positivo por Ébola; 1.140 pacientes afectados por el virus se han recuperado. MSF ha enviado a más de 700 trabajadores internacionales desde el principio de la emergencia, y en la actualidad cuenta en el terreno con 270 trabajadores internacionales y emplea a 3.018 trabajadores locales.

 

Comentarios