Back to top
29.04.2008

Es el momento para un nuevo sistema de I+D en Salud

Tras dos años de trabajo, la ONU celebra una cumbre decisiva para alcanzar un nuevo modelo de I+D en Salud. El caso de la tuberculosis (TB) ilustra el fracaso que supone el sistema actual basado en beneficios económicos.

-A A +A

Esta semana, más de 150 países en una cumbre de Naciones Unidas sobre Investigación y Desarrollo (I+D) en Salud celebrada en Ginebra tienen la oportunidad de remediar un gran mal. El quid de la cuestión es un sistema de investigación y desarrollo (I+D) en salud deteriorado que ignora las necesidades sanitarias de millones de personas en los países en desarrollo.

“Esta semana no se trata solamente de un grupo de países firmando cheques, “explica el Dr. Christophe Fournier, Presidente del Consejo Internacional de Médicos Sin Fronteras (MSF). “Se trata de cambiar las normas que rigen la innovación médica – planteando nuevas propuestas que aseguren que los medicamentos que necesitamos se desarrollan y son más asequibles. Pero con tantos intereses creados en medio, cabe preguntarse si los gobiernos serán lo bastante atrevidos para dar ese paso.”

Aprovechando la apertura de la cumbre, la organización internacional médico humanitaria, MSF, urge a los gobiernos a armarse del coraje necesario para que se aprueben reformas fundamentales y de esta forma se desarrollen nuevos medicamentos, pruebas diagnósticas y vacunas vitales para la población de los países pobres.

El caso de la tuberculosis (TB) ilustra muy bien el fracaso que supone el sistema actual. Las pruebas más comúnmente utilizadas para diagnosticar la TB fueron desarrolladas hacia 1880 y la verdad es que pasan por alto más casos de los que en realidad se detectan. Con la propagación de cepas resistentes, los medicamentos para tratar la TB cada vez resultan más ineficaces y no consiguen controlar el resurgimiento de la enfermedad. Pero los fondos destinados a la investigación en el campo de la TB no se incrementan.

“No dejaremos de tratar a personas con los medicamentos anti-TB que ahora tenemos, pero para poder controlar la TB, necesitamos de forma acuciante nuevos fármacos,” afirma la Dra. Liesbet Ohler, Coordinadora Médica Adjunta del proyecto de MSF en Kenia. “Espero que los gobiernos encuentren formas de movilizar el nivel de investigación necesario para obtener nuevos y eficaces tratamientos. Si no, a la TB se le presenta un futuro muy poco halagüeño.”

Se están explorando nuevas iniciativas como las primas a la innovación para ayudar a dirigir la I+D hacia donde las necesidades sean mayores, y encontrar una forma de costear la I+D en salud de tal manera que eso no signifique precios mucho más elevados para los medicamentos. Por su parte, MSF está buscando gobiernos que apoyen nuevos mecanismos que permitan que esto ocurra.

“El statu quo del sistema de I+D significa que los médicos que trabajan en los países en desarrollo se encuentran con las manos atadas utilizando tratamientos y herramientas desfasadas e inefectivas para enfermedades como la tuberculosis,” manifiesta el Dr. Tido von Schoen-Angerer, Director de la Campaña de MSF para el Acceso a Medicamentos Esenciales. “Hay grandes ideas sobre la mesa que podrían ayudar a producir medicamentos urgentes y necesarios para tratar enfermedades en los países en desarrollo – lo que realmente necesitamos ahora es un compromiso sincero por parte de los gobiernos. Depender exclusivamente de organizaciones filantrópicas no es una solución.”

El sistema actual para desarrollar nuevos medicamentos depende en gran parte de los monopolios de las patentes. El consenso, apoyado por un informe publicado por Naciones Unidas en 2006, es que esto no funciona: los precios de los productos sanitarios se mantienen artificialmente altos y se reservan para los pocos que pueden pagarlos. Al mismo tiempo, Con la propagación de cepas resistentes, los medicamentos para tratar la TB cada vez resultan más ineficaces y no consiguen controlar el resurgimiento de la enfermedad~La cumbre de esta semana pone fin a un proceso de dos años conocido como el Grupo de Trabajo Intergubernamental sobre Salud Pública, Innovación y Propiedad Intelectual (Intergovernmental Working Group on Public Health, Innovation and Intellectual Property o IGWG). La Organización Mundial de la Salud anfitriona de la cumbre, tiene la misión de proporcionar nuevas formas de costear la I+D distintas a los monopolios de las patentes, para dirigir la innovación médica allí donde realmente es necesaria así como productos lo más baratos posibles.

Nota: el informe de Naciones Unidas de 2006 denominado Innovación en Salud Pública y Derechos de la Propiedad Intelectual resultó del trabajo de la Comisión sobre Derechos de la Propiedad Intelectual, Innovación y Salud Pública. Link en la página web: http://www.who.int/intellectualproperty/en/

Comentarios