Back to top
09.08.2013

MSF condena el asesinato de uno de sus trabajadores en Sudán del Sur

Un segundo trabajador de la organización ha resultado herido en el mismo ataque.

-A A +A

El pasado lunes 5 de agosto, un grupo de hombres armados atacaron un coche perteciente a la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) en una de las principales carreteras de las afueras de Juba, en Sudán del Sur: dos trabajadores locales de MSF resultaron gravemente heridos, falleciendo uno de ellos dos días después.

El vehículo estaba claramente identificado con los logos de MSF. La organización sigue intentando dilucidar las circunstancias exactas de este asalto, que aún no están claras. MSF expresa su indignación por este injustificado ataque contra una organización humanitaria que lleva más de 30 años trabajando en Sudán del Sur. Incidentes como este impactan directamente en la capacidad que los trabajadores humanitarios tienen de proporcionar una ayuda médica vital e indispensable para la población.

“Hemos pedido a las autoridades que investiguen este brutal ataque que se ha saldado con el asesinato de nuestro compañero Joseph”, explica el director de Operaciones de MSF Marcel Langenbach. El fallecido, de 28 años de edad, llevaba trabajando con la organización desde 2012.

“Joseph era un excelente compañero y todo el equipo echará de menos su actitud positiva —añade Raphael Gorgeu, jefe de misión de MSF en Sudán del Sur—. Su trágica muerte es una terrible pérdida para su familia, para MSF y para su país”.

“Queremos insistir en la necesidad de que el derecho internacional humanitario sea respetado, y en la obligación de garantizar la protección de los trabajadores humanitarios, sus instalaciones y sus bienes”, señala Langenbach.

MSF lleva más de 30 años proporcionando ayuda médica de emergencia e independiente a la población del Sur de Sudán, primero, y tras la independencia, de Sudán del Sur, una población afectada por el conflicto armado, las epidemias, la exclusión del sistema de salud y los desastres naturales. Sólo en 2012, MSF realizó 702.634 consultas externas y 34.324 hospitalizaciones, trató a 141.525 pacientes de malaria y 29.018 niños con desnutrición, asistió 10.918 partos, procedió a 3.257 intervenciones quirúrgicas y vacunó contra el sarampión a 253.237 niños.

Comentarios