Back to top
30.10.2006

MSF pide más medios para combatir un nuevo brote de tuberculosis

La aparición del brote de tuberculosis extremadamente resistente a los fármacos de segunda línea en Suráfrica complica aún más la epidemia del SIDA

-A A +A

Según ha advertido hoy Médicos Sin Fronteras (MSF), las consecuencias de depender de las estrategias estándares de la OMS para la tuberculosis (TB) cuando nos enfrentamos a la cepa extremadamente resistente a los medicamentos (XDR-TB por sus siglas en inglés) pueden ser fatales. Para responder al brote de XDR-TB, la OMS necesitará conseguir de inmediato nuevos medicamentos para los pacientes, asegurando que se agiliza el desarrollo de los nuevos fármacos en fase de ensayo clínico. Los diagnósticos y tratamientos existentes para la TB no son adecuados para combatir la enfermedad y un nuevo informe que acaba de publicar MSF, con ocasión de la 37ª Conferencia Mundial sobre Salud Pulmonar que se está celebrando en París, revela que ninguno de los medicamentos para la TB que se están desarrollando actualmente, por muy prometedores que sean, supondrá grandes mejoras en el tratamiento de la enfermedad en un futuro próximo. La OMS tiene que asumir la responsabilidad de garantizar más fondos para la investigación en el campo de la TB y asimismo asegurar que se concede especial prioridad a esta cuestión.

Con un total de 450.000 nuevos casos de TB resistente a los medicamentos cada año, la resistencia a los medicamentos es un problema que va en rápido aumento. Las personas afectadas con XDR-TB son resistentes tanto a los antibióticos de primera línea utilizados para tratar la TB como a dos clases de medicamentos de segunda línea, lo que imposibilita el tratamiento con los fármacos existentes. La XDR-TB resulta particularmente alarmante en el contexto del VIH, puesto que las personas coinfectadas con VIH/SIDA corren el peligro de morir antes de que los resultados de sus pruebas puedan confirmar su resistencia a los medicamentos. El uso de medicamentos para tratar la XDR-TB sin conocer si el paciente ha desarrollado alguna resistencia a los medicamentos podría equivaler a una condena a muerte. Los médicos de MSF han estado luchando para tratar la TB con las herramientas disponibles en la actualidad, una cuestión que la pandemia del VIH ha agravado.

“Actuar de la manera habitual podría tener consecuencias desastrosas en el caso de la XDR-TB”, declara la Dra. Christine Genevier de MSF en Mathare, Kenia. “La XDR-TB tiene el potencial de tener consecuencias devastadoras en lugares donde el VIH/SIDA está muy extendido, como aquí en Kenia. Pero tratar la XDR-TB con las herramientas que tenemos hoy sería como intentar extinguir el incendio de un bosque con una manguera de jardín”.

Para responder al brote de XDR-TB, la OMS tendrá que conseguir de inmediato medicamentos más nuevos trabajando con las agencias reguladoras y las compañías farmacéuticas para asegurar el desarrollo clínico rápido y la disponibilidad inmediata de nuevos medicamentos para aquellos pacientes que lo necesiten. La organización también tendrá que presionar para agilizar el desarrollo de pruebas diagnósticas más simples. Esto requerirá que la OMS asuma su liderazgo y no se limite simplemente a delegar la responsabilidad a las asociaciones para el desarrollo de productos.

La emergencia de la XDR-TB refleja que el enfoque que la OMS adopta frente a la TB ha fracasado, particularmente porque se ha descuidado la investigación y desarrollo de diagnósticos y medicamentos nuevos y urgentes que podrían ayudar a reducir los casi dos millones de muertes que la TB causa cada año. Los medicamentos utilizados habitualmente para tratar la TB fueron desarrollados en los años 50 y 60 y las pruebas utilizadas con más frecuencia, desarrolladas hace más de un siglo, consiguen detectar la TB únicamente en la mitad de los casos. Además, las pruebas y los medicamentos para la TB existentes en la actualidad en personas con VIH/SIDA resultan todavía más ineficaces.

“Los brotes de XDR-TB en el sur de África deberían hacer sonar la voz de alerta de lo que está ocurriendo con la TB a mayor escala”, afirma el Dr. Tido von Schoen-Angerer, director de la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF. “Simplemente todavía no se ve la urgencia y la necesidad de una mayor inversión en la investigación y desarrollo, necesarios para asegurar que los avances científicos más elementales en el campo de la TB se traduzcan en medicamentos más nuevos que puedan mejorar el tratamiento y reducir su duración, así como pruebas diagnósticas que puedan utilizarse en contextos con recursos limitados”.

MSF trata a 17.000 pacientes con TB en más de 94 proyectos en 44 países y es testigo del creciente número de casos de TB multirresistente (MDR-TB). Algunos pacientes en los proyectos de MSF diagnosticados con MDR-TB en la antigua Unión Soviética padecen XDR-TB.

Comentarios