Back to top
10.01.2007

MSF publica la lista de las 10 crisis humanitarias más olvidadas de 2006

En su novena edición, este informe anual subraya la falta de atención mediática por el sufrimiento de personas en Haití, Somalia, Colombia, Chechenia, y centro de la India

-A A +A

El sobrecogedor número de vidas humanas que se cobran la desnutrición o la tuberculosis, así como la devastación causada por las guerras en la República Centroafricana (RCA), Sri Lanka y la República Democrática del Congo (RDC) se sitúan entre las 10 crisis humanitarias más olvidadas de 2006, según la lista publicada por la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

En su novena edición, este informe anual también subraya la falta de atención mediática por el sufrimiento de personas afectadas por las consecuencias de conflictos y violencia en Haití, Somalia, Colombia, Chechenia y centro de la India.

“La mayoría de conflictos en el mundo pasan casi completamente inadvertidos, a pesar de que afectan profundamente la vida de millones de personas”, afirma el director general de MSF Aitor Zabalgogeazkoa. “Haití, por ejemplo, se encuentra sólo a 50 millas de Estados Unidos y los medios dedicaron únicamente medio minuto en todo un año a cubrir la situación de la población sometida a una incesante violencia en su volátil capital Puerto Príncipe”.

Según Andrew Tyndall, editor de The Tyndall Report, una publicación online que hace el seguimiento de los medios, en 2006 los noticiarios nocturnos de las tres principales cadenas de televisión de EEUU dedicaron sólo 7,2 minutos de 14.512 a los 10 países y contextos destacados por MSF.

La aterradora situación respecto a la TB en todo el mundo empeoró todavía más en 2006 con la detección de la tuberculosis extremadamente resistente a los medicamentos (XDR-TB), una cepa resistente a los antibióticos de primera línea y a dos clases de medicamentos de segunda línea para tratar la enfermedad. Al mismo tiempo, ninguno de los fármacos para tratar la TB actualmente desarrollados, por muy prometedores que sean, podrá mejorar drásticamente el tratamiento de la TB en un futuro próximo. “La TB acaba con la vida de millones de personas en todo el mundo cada año, pero no vemos que exista la urgencia necesaria para abordar la enfermedad”, explica el Dr. Tido von Schoen-Angerer, director de la Campaña de MSF para el Acceso a Medicamentos Esenciales.

No obstante, la situación con respecto a la desnutrición es esperanzadora gracias a nuevas estrategias basadas en el tratamiento ambulatorio y alimentos preparados y listos para comer (ready-to-use therapeutic foods o RUTF) como la prometedora Plumpy’nut o pasta hecha de leche y manteca de cacahuete. Desafortunadamente, estas estrategias no se implementan de forma generalizada tanto como podrían.

“La desnutrición aguda es responsable de la muerte de millones de niños cada año”, declara Zabalgogeazkoa. “Las nuevas estrategias en el tratamiento de la desnutrición aguda severa y moderada han ayudado a MSF a tratar a más de 150.000 niños en Níger en los últimos dos años. Millones de niños más en todo el mundo podrían beneficiarse si estas estrategias se implementasen de forma más generalizada”.

Mientras que los conflictos en la región de Darfur en Sudán y en el este de Chad atrajeron una significativa atención por parte de los medios en 2006, este foco de atención constante no se tradujo en la mejora de las condiciones de vida de las personas atrapadas en medio del conflicto. “Aunque la crisis en Darfur fue objeto de una mayor cobertura mediática que otras crisis, la situación continuó deteriorándose hasta el punto que MSF y otros grupos de ayuda se vieron obligados a reducir sus programas”, añade Zabalgogeazkoa. “Sabemos que la cobertura mediática no genera mejoras por sí sola. No obstante, suele ser una precondición para un incremento de la asistencia y de la atención política. Tal vez no haya nada peor que ser objeto del abandono y el olvido más absolutos”.

Comentarios