Back to top
23.05.2008

MSF vacuna a más de 300.000 personas contra la meningitis en Níger

Los equipos de MSF, en cooperación con el Ministerio de Salud local, acaban de cerrar una campaña de vacunación masiva contra la meningitis en Níger

-A A +A

Los equipos de MSF, en cooperación con el Ministerio de Salud local, acaban de cerrar una campaña de vacunación masiva contra la meningitis en Níger. El objetivo era evitar una epidemia de grandes proporciones tras la aparición de numerosos casos a finales de marzo. En total se vacunaron a más de 300.000 personas en el espacio de 20 días con resultados muy positivos ya que la epidemia empezó rápidamente a remitir. Además de la vacunación, el equipo participó en el tratamiento de los enfermos y en la formación del personal local.

Níger se encuentra en el llamado “cinturón de la meningitis”, una amplia zona de África que va de Senegal a Etiopía y que se ve afectada de forma recurrente por la enfermedad. Este año, los primeros casos aparecieron a finales de marzo y fueron rápidamente en aumento. Al cabo de unas semanas se había superado el umbral de la epidemia. Sólo en el distrito de Madaoua, donde MSF centró el grueso de su intervención, se registraron 275 casos y 18 muertos. Gracias a la presencia de un equipo de MSF en la zona –que lleva años trabajando en un proyecto de nutrición- se pudo reaccionar rápidamente. En cuanto se declaró la alerta se decidió lanzar una campaña de vacunación masiva para frenar el contagio de la enfermedad.

En una primera fase de la intervención los equipos de MSF prestaron apoyo al Ministerio de Salud, que había iniciado una campaña de vacunación en el distrito de Birnin Koni, la zona más afectada al principio de la epidemia, en la frontera con Nigeria. Luego llegaron equipos de refuerzo y se pudo iniciar otra campaña de vacunación en el distrito de Madaoua y finalmente en la zona de Bouza. “Llegamos justo a tiempo, la campaña se hizo en el buen momento para frenar la epidemia. Unos cinco días después de la vacunación se empezó a notar un descenso en el número de casos”, explica Marta Iscla, la coordinadora de la intervención de emergencia.

Hasta 13 equipos de vacunadores fueron necesarios. Todas las personas entre 2 y 30 años debían ser vacunadas, algunas veces en zonas rurales de difícil acceso. Al final, se consiguió vacunar al 93% de la población en riesgo. Además de las actividades de prevención, MSF participó en el tratamiento de los enfermos, distribuyendo medicamentos y formando al personal de salud local para identificar y tratar la enfermedad. El equipo también se involucró en la vigilancia epidemiológica.

Comentarios